Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 06 de septiembre de 2004

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Democracia participativa

    Mario Fuentes Destarac

    No existe voluntad política de confiar en la gente ni de darle la oportunidad de que asuma responsabilidades.

    Además de un sólido Estado de Derecho y de una legítima representación política, la democracia institucional requiere de una participación real y efectiva de los ciudadanos en el control de las decisiones, tanto en las que les afectan directamente como en aquéllas que tienen que ver con el interés general y el bien común.

    En mi opinión, la mayor debilidad de las democracias latinoamericanas es la insuficiente participación de los ciudadanos en los distintos grados y niveles del Estado. El poco interés por fortalecer la participación real de la población pareciera estar calcado en la vieja práctica autoritaria de gobernar sin el pueblo.

    Si bien se predica sobre la importancia de la participación ciudadana, ésta no pasa de ser ficticia. Se dice tener en cuenta a los ciudadanos para la toma de decisiones, pero, al final de cuentas, la población siempre para siendo utilizada, generalmente en contra de sus propios intereses, y no efectivamente incorporada al proceso decisorio.

    En realidad, no existe voluntad política de confiar en la gente, de darle la oportunidad de que asuma responsabilidades, de que decida lo que le conviene o no. No se quiere romper el tradicional círculo vicioso de la dependencia, que mantiene a la gente pidiendo que le resuelvan sus problemas y que no permite que sea ella la que los enfrente y solucione por sí misma.

    Aunque la cultura de dependencia de la gente sigue siendo explotada al máximo, especialmente para fines electoreros, las cada vez mayores demandas insatisfechas de la población prácticamente están desbordando la capacidad de respuesta de los gobiernos democráticos. Esto ha hecho que los gobernantes recurran con mayor frecuencia a nuevos impuestos. Los presupuestos siguen aumentando desproporcionadamente y nunca se termina de gastar y gastar.

    Por supuesto, la mentalidad dependiente de la gente junto a la imposibilidad material de satisfacer las necesidades crecientes, se han venido convirtiendo en factores dinámicos para el surgimiento de liderazgos populistas autoritarios, apuntalados por la demagogia, que prometen quitar a los ricos para dar a los pobres. Más temprano que tarde, el desastre para desnudando a los dictadores y, trágicamente, siempre se regresa al principio con un mayor rezago.

    De suerte que una democracia institucional será viable en la medida en que se garantice a la gente una participación real y efectiva, lo que se traduce en mayor autonomía personal, mayor responsabilidad, menos intervencionismo, menos burocracia, menos centralismo, más localismo y más comunidad de ciudadanos. En otras palabras, lo que planteo es más ciudadanía y un rechazo al paternalismo.

    Mario Fuentes Destarac

    5 septiembre 2004

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?
    Si
    No

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/