Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, martes 16 de agosto de 2005

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ¿Comprar carro nuevo?

    Pablo Rodas Martini

    El gasto en carro nuevo representará entre un 7 y un 15 por ciento de lo que cuesta una casa.

    Yo nunca he sido un fanático de los vehículos. Tenemos dos carros. Una miniván Dodge y un escarabajo Volkswagen. El primero ya es modelo 98 y el segundo todavía un año más antiguo. Todavía seguiríamos con ambos si no es porque ya con el tiempo obviamente más de algo le comienza a fallar, máxime si los pilotos -mi esposa y yo- no somos conocedores de motores y definitivamente no seremos unos grandes cuidadores de carros.

    Desde hace ya casi un año, sin embargo, hemos estado considerando la idea de cambiarlos. ¿Cuáles son, a mi juicio, los pros y los contras de comprar un carro nuevo hoy en día?

    Primer pro, el quetzal ha estado fuerte, lo que ha incidido en que los precios se hayan mantenido estables. La situación que ha prevalecido en los últimos años ha sido muy diferente a la que se daba antes, cuando el quetzal se depreciaba y uno sentía que todo lo importado se encarecía continuamente. Si bien no hay indicios de que el quetzal se vaya a depreciar, tampoco se puede garantizar que se vaya a mantener igual. Además, en Guatemala se tienen los precios de carros más bajos de Centroamérica ya que los aranceles son más bajos y el mercado es más competitivo.

    Primer contra, los asaltos están a la orden del día en el país. Invertir en un vehículo será de las inversiones más riesgosas hoy en día. A un amigo le han robado tres carros en unos cuantos años. Si hay ladrones que matan hasta por un celular o por cien quetzales, andar con carro nuevo -y máxime si es de marca codiciada- es como andar enseñando la billetera en la calle. Riesgo de robo hay en todo lugar y con todo, pero el vehículo es de lo más “robable” que podrá haber, y usted mismo se hace más “asaltable”. Si se hiciera una encuesta detallada de los carros robados, no me cabe ninguna duda que un porcentaje muy elevado sería de vehículos nuevos, con uno o dos años de uso: los ladrones saben distinguir lo nuevo de lo viejo, y además si van a correr riesgo, mejor lo hará por algo nuevo que por algo de segunda.

    Segundo pro, el tráfico hoy en día es imposible y si usted tiene que pasar un buen rato en el camino hacia el trabajo, querrá un carro cómodo que le permita aguantar esa tortura. Ciertamente, ya que muchos más piensan de esta manera, muchos más compran carro, y mucho más se enreda el tráfico, todo por no contar con un servicio público eficiente. Pero uno no se va a poner a esperar a que la Municipalidad solucione el problema urbano para ya no tener carro. Mientras unos 15 años atrás eran pocos los carros que tenían aire acondicionado pues se le consideraba un lujo, hoy en día ya se ha vuelto una necesidad debido al calor y la polución. Los automovilistas también van a querer tener una buena radio que les permita escuchar música o programas radiales para capear ese temporal diario llamado tráfico.

    Segundo contra, ¿por qué carro nuevo y no carro de segunda mano? Aun con la fortaleza del quetzal, el precio de los vehículos siempre sigue siendo elevado. Un carro nuevo representará para un hogar fácilmente desde un 7 por ciento a un 15 por ciento de lo que ese mismo hogar consideraría invertir en una casa (el porcentaje obviamente aumenta si el hogar necesita dos o más carros, para la esposa y los hijos adolescentes). ¿Se justifica una erogación tan grande cuando fácilmente podría representar la matrícula completa de cuatro años de Universidad, o hasta el costo de una maestría en el extranjero? Los carros nuevos además pagan un dineral en IVA y seguro anual, contrario a un vehículo de segunda. Algunos dirán que los vehículos representan status, y que dependiendo del círculo social en que se muevan necesitan de un vehículo de determinada marca o de determinado año. A mí eso me tiene sin cuidado, por lo que no descarto la opción de los vehículos de segunda mano -aunque nuestros dos carros hayan sido de agencia-.

    Hay más argumentos a favor y en contra, pero se me acaba el espacio. ¿Qué vamos a hacer nosotros? Ya veremos. De repente terminaremos con uno nuevo o con uno de segunda.

    Pablo Rodas Martini

    15 agosto 2005

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    ¿Comprar carro nuevo?

    Pablo Rodas Martini

    Si fuimos dignos antes…

    Gustavo Berganza

    ¿Temor a quién o a quiénes?

    Mario A . Mérida G.

    Truman era el Presidente

    Rigoberto Juárez-Paz

    Escándalo sexual

    Jorge Palmieri

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300