Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, miércoles 24 de octubre de 2007

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    La educación bilingüe en los planes de los presidenciables

    Alfredo Tay Coyoy/Colaboración

    Sus respuestas e intención de dotarla de recursos puede ser el inicio de una democracia multicultural.

    El sistema educativo de Guatemala dio un gran paso cuando en diciembre de 1995, antes de la firma de los Acuerdos de Paz, se creó la Dirección General de Educación Bilingüe Intercultural, a pesar de la resistencia del Estado de implementar políticas multiculturales.           

    Este tema, incluido en la pregunta número cuatro del Foro por la Educación con los finalistas presidenciables, foro organizado por empresarios de la educación, la Gran Campaña por la Educación, la Comisión Nacional Permanente de la Reforma Educativa, la Asociación Vivan los Jóvenes y la Comisión Consultiva para la Reforma Educativa, las respuestas e intención de dotarla de recursos podrían ser el inicio de una democracia multicultural.

    La auditoría en el cumplimiento de estos compromisos del futuro gobernante por parte de las instituciones organizadoras ayudará para que lo afirmado en el documento respectivo no se quede como una buena intención. 

    Esta política educativa es el camino que nos corresponde como país  lingüística y culturalmente diverso. Sin embargo, la oposición oculta infiltrada en los organismos del Estado ha influido para que la cobertura de los servicios educativos para los niños y niñas mayas, xincas  y garífunas hablantes no haya pasado del 19 por ciento desde 1995, año en que se legalizó este tipo de educación.

    El éxito de otros países similares al nuestro en su diversidad lingüística, cada día empobrece los argumentos de quienes arguyen que el reconocimiento por parte del Estado a las políticas de educación bilingüe intercultural, se oponen al desarrollo y debilitan la construcción de una nueva nación.

    Los bajos logros educativos en Guatemala son un importante motivo para reflexionar sobre mejorar la calidad y  la cobertura de este tipo de educación con docentes bilingües didácticamente implementados, especialmente en las regiones donde viven cerca del 50 por ciento de los niños y niñas  mayas, xincas y garífunas.

    Está comprobado que los niños y niñas aprenden mejor cuando se les enseña en su lengua materna durante la escuela primaria. La comunicación entre alumnos y maestros cuando estos hablan el idioma de sus alumnos permite el aprendizaje de todas las  asignaturas, reduce los índices de deserción, repetición y abandono de la escuela. Entonces la escuela deja de ser un lugar de tortura, sacrificio y pérdida de la autoestima de los hablantes  mayas, garífunas y xincas.

    Estudios relacionados con el costo y beneficios de la educación bilingüe en Guatemala encontraron un ahorro de hasta US$5 mil millones por concepto de menores índices de repetición, equivalentes al costo de la educación de aproximadamente cien estudiantes en un ciclo escolar.

    Por otra parte, el conocimiento de la lengua materna facilita el aprendizaje correcto del español, del inglés o cualquier otro idioma, amplía la relación en los mercados de trabajo, amplía la información para la salud y hace más equitativa la justicia.

    Quienes se oponen argumentan que es un obstáculo para el desarrollo, que la diversidad cultural conduce a un choque de valores, que la libertad cultural va contra la unidad de la nación, y les importa poco que en Guatemala sigamos teniendo ciudadanos de primera y segunda clase, que continúe la desarmonía e injusticia social, causa de las migraciones a otros países por exclusión a un empleo, a un trabajo que permita una vida digna.  

    Alfredo Tay Coyoy/Colaboración

    23 octubre 2007

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    El nardo en la palabra (CLXLIV)

    Amable Sánchez Torres

    Comentarios

    Raúl Minondo Ayau

    La Cia y la prensa en Uruguay

    Eduardo Antonio Velásquez Carrera

    De diplomacia y no tanta

    Jacques Seidner

    El reservorio del deseo

    Mario Roberto Morales

    Amarga justicia

    Dina Fernández

    Llamado a la Revolución

    Acisclo Valladares Molina

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/