Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 25 de abril de 2008

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Ser viejo…y pobre

    César A. García E.

    Existen registros de solo dos asilos gratuitos.

    Se acercó a un anciano  que pedía limosna –sin mucho afán– en las cercanías del mercado Central, la visera de una sucia gorra cubría su rostro, pues el sol le pegaba de frente… a sus pies un trapo en chirajos y un pocillo de aluminio, en el que uno que otro transeúnte le arrojaba unas monedas… eso me lo contaba una noble mujer que se ha dado a la tarea de darles amor y –en la medida de lo posible– cobijo a los ancianos que viven en la indigencia.

    El anciano reaccionó mal e incluso agredió verbalmente a la mujer… ella –superado el susto– volvió a hablarle y decidió no tocar otro tema que no fuese el amor de Dios. El anciano se tornó serio… pero ya no agresivo, sus ojos se humedecieron y le respondió a la señora: ¿Cómo puede hablarme de amor si no me conoce? ¿Cómo puede Dios quererme a mí? En las noches, lo único que me aísla de la fría banqueta son  cartones y  periódicos… tengo suerte cuando un perro se echa a mi lado, dándome su calor… los perros –continuó– son buenos para quienes dormimos en las calles. A partir de allí el hombre abrió su corazón, contó –a la mujer– su vida, atribuyó a sus propios errores su dura condición… lloró. La mujer se acercó y le abrazó; hasta ese momento, la hediondez que emanaba de los  harapos del anciano era  insoportable… pero tan pronto como lo abrazó –relata la mujer– el olor desapareció… el anciano se sentía incómodo y al principio rechazó la proximidad de la señora… luego le confesó que tenía más de 20 años de no recibir un abrazo.

    En esa condición viven la mitad de nuestros adultos mayores; muchos de ellos –cuando dado su deterioro físico ya no pueden desempeñar su papel de cuidadores de niños o sirvientes (as)– son  sacados a las calles por la propia  familia. Otros, “más afortunados” son llevados a asilos, y muchos de ellos son literalmente abandonados allí. Varios de los asilos que funcionan en Guatemala empezaron como un negocio, pero ahora tienen problemas económicos, derivado de que entre un 30 por ciento y 60 por ciento de sus  huéspedes no representan ningún ingreso… sus parientes simplemente se olvidaron de ellos, y los propietarios de los asilos –simplemente– no tienen corazón para echarlos a la calle.

    En Guatemala existen registros oficiales solamente de dos asilos de ancianos completamente gratuitos, uno ya funciona y el otro entrará a funcionar en julio. Este último denominado “Casa de Misericordia”, ha organizado un evento de exhibición de autos clásicos, a desarrollarse el domingo 27 de los corrientes (pasado mañana) durante todo el día,  en los jardines del salón Santa Bárbara, en Ciudad San Cristóbal; los fondos recaudados en entradas y venta de comida y bebidas serán a beneficio de esta obra, a la cual está vinculada   la señora cronista de la historia. Si quiere usted ayudar, asista al evento.

    César A. García E.

    24 abril 2008

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Ser viejo…y pobre

    César A. García E.

    Sandra y Wendy (final)

    Acisclo Valladares Molina

    Castañeda y una disyuntiva existencial

    Rigoberto Juárez–Paz

    La empresa más grande

    Roberto Moreno Godoy

    Batalla por la P.G.N.

    Álvaro Castellanos Howell

    Referéndum para decidir

    Jorge Castañeda

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/

    Los niños migrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251437/

    Cuadrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251436/

    ¿Emergentes o maduras? 

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251435/

    Más deuda programada

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251377/

    El TSE, desafiado

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251376/

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/