Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, martes 17 de junio de 2008

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Reflexiones en el Día del Padre

    Marta Altolaguirre

    No son sólo proveedores, sino forjadores de hombres y mujeres. 

    Aunque la creciente incursión de la mujer en la dinámica de la actividad laboral está equiparando la influencia determinante del padre y la madre en la formación de los hijos, todavía persiste el predominio de la madre en cuestiones de familia y del padre en las conductas que rigen las relaciones sociales. Por ello es fundamental el mensaje que se traslada desde el hogar en cuanto a los valores que practican los padres y que luego reproducen los hijos.  La entrega en el desempeño responsable, el rechazo a la mentira y al soborno, el honor a la palabra empeñada, el orgullo de hacer lo debido, el respeto a las ideas de los demás, la consideración a la pareja, entre otros, son al final de cuentas las lecciones que los hijos van a reproducir.

    Por ello destacamos hoy la responsabilidad de los varones al asumir su función, no solo como proveedores, sino también como forjadores de hombres y mujeres de bien.  Por un lado la conducta dentro del hogar en rechazo a la violencia y consolidación de la armonía familiar, y por otro, el desempeño de sus actividades laborales y productivas con una clara concepción de los valores morales como complemento de las legítimas aspiraciones materiales son ejemplos clave para el futuro de sus hijos.  

    En lo personal, quiero compartir dos conversaciones entre mi padre y mi madre, porque correspondieron a su desempeño en función pública.  Durante el período inicial del presidente Ydígoras Fuentes, mi padre ocupó por un corto período el cargo de Viceministro de la Defensa y recuerdo sus comentarios cuando  finalizado su primer mes de trabajo le entregaron la parte correspondiente al salario y otra parte justificada como gastos “confidenciales”.   Mi padre consideraba ilegítimo ese segundo pago y consecuente con su pensamiento se negó a recibirlo durante su gestión. Hubo otro incidente con el entonces Presidente, cuando estando a cargo del despacho se le trasladó un expediente para que se autorizara una compra de armas.  Convencido de que no se justificaba ni la calidad ni el precio de la compra devolvió el expediente indicando su desacuerdo.  Por supuesto, eso lo convirtió en un indeseable al régimen y por supuesto tuvo consecuencias. Años después, ya retirado del Ejército, le nombraron Director de Aeronáutica Civil.

    Era necesario en aquel momento proceder a recapear la pista de aterrizaje y hacer otras reparaciones, y viene a mi memoria cuando nos comentó con indignación que entre las empresas que cotizaban las obras le habían ofrecido una comisión.  Mi padre no solo estaba sorprendido por la desfachatez de la oferta sino le parecía insólito que se hubieran atrevido a proponerlo.  Su respuesta inmediata al oferente fue que había tomado nota y que le solicitaba que ese monto ofrecido lo redujeran del precio cotizado de la obra. Viene al caso el comentario, hoy cuando se celebra el Día del Padre, y vemos con tristeza el lamentable ejemplo que la clase política, con honrosas excepciones, están dando a su descendencia. La “listura” para incursionar en el servicio público y usar el cargo para obtener ganancias. Con ello no quiero decir que la falta de escrúpulos sea exclusiva al sector público, pero indiscutiblemente es ese el elemento determinante para el avance de la corrupción, ya que moral y legalmente las acciones del funcionario público tienen peso específico al manosear recursos que no son propios.

    La esperanza radica en los buenos ciudadanos y los hombres honorables que como padres transmiten principios necesarios para una sociedad civilizada.  Esos hombres y mujeres que trabajan duro, dando lo mejor de sí mismos, y que pacientemente buscan su superación dentro de los límites de la decencia tienen doble mérito porque están viendo a su alrededor cómo la falta de escrúpulo y la impunidad convierte en nuevos millonarios a quienes usando los recursos ajenos acumulan fortuna velozmente. Por todo ello, en este día, va mi respeto y calurosa felicitación a todos los padres, y con mucho orgullo a mis hijos y a su padre, ya que con sus actitudes y su ejemplo aportan al resguardo de esa conducta necesaria para que nuestro país avance hacia la construcción del país que queremos.

    Marta Altolaguirre

    16 junio 2008

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    La RSE y las Pymes

    BERNARDO KLIKSBERG*

    ¿Y qué importa si estamos solos?

    Carlos Alberto Montaner*

    El Congreso decidirá

    José Alejandro Arévalo

    Una campaña de mentiras

    Iduvina Hernández

    El Palacio y la memoria

    Miguel Ángel Albizures

    Pasos fuera de la crisis

    Gustavo Berganza

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/

    ¿Funcionará el banco de los BRICS?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251063/

    La sanción de la víctima

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251062/

    Norberto Bobbio

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251061/

    América Latina en el fútbol y en la geopolítica global

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251060/

    Superhéroes migrantes

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250986/

    Los niños en la teoría del “globo”

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250985/

    ¿Qué es la Cultura Tributaria?

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250984/

    Varios temas de actualidad

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250983/