Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, sábado 23 de agosto de 2008

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Ahora, el golpe fue para Zamora

    Sylvia Gereda Valenzuela

    Estos hechos, lejos de amedrentarnos nos comprometen a seguir luchando por un país más seguro y justo.

    A lo largo de los últimos meses, elPeriódico ha venido reporteando con suma preocupación el estado de inseguridad que vivimos los guatemaltecos. Hemos abierto estas páginas para trasladar el terror que día a día viven  miles de ciudadanos que han sido secuestrados, baleados, asaltados y en el peor de los casos asesinados a sangre fría. Recientemente hemos visto con gran angustia cómo cientos de adolescentes son asaltados en restaurantes, centros comerciales o bares, luego de suministrarles altísimas dosis de drogas.

    Las estadísticas frías, nos dicen que más de 3 mil personas han sido asesinadas en los últimos ocho meses y más de 100 secuestrados (las cifras se quedan cortas si se toma en cuenta que mas del 70 por ciento no denuncian). Sin embargo, los hechos se dramatizan cuando a ellos se les pone un rostro humano. Y ahora al horror que han sufrido las miles de víctimas guatemaltecas se les suma la tragedia que vivió el presidente de elPeriódico, José Rubén Zamora.

    La madrugada del jueves, José Rubén fue secuestrado en la zona 10. Al filo de las 9 de la mañana, llamadas de las empresas emisoras de tarjetas de crédito nos alertaron que las de Zamora estaban siendo utilizadas desde la madrugadas en cajeros, gasolineras, tiendas y restaurantes. A la vez, el celular estaba siendo utilizado por desconocidos que con palabras soeces respondían cuando se le llamaba, “que ya lo habían matado y lanzado desde el carro”. La ruta del celular se consiguió rastrear: La Roosevelt, el Tejar, Chimaltenango y de regreso a la capital, zona 4 y La Placita zona 1. Mientras, el carro de Zamora apareció cerca del área donde se lo habían llevado pero despojado de sus pertenencias.

    La tarde del jueves fue de angustia para quienes laboramos en este medio y todos nuestros colaboradores cercanos. Gracias a Dios, José Rubén apareció con vida al filo de la tarde.

    Los últimos datos recabados por investigadores dan cuenta que José Rubén fue encontrado en un sitio baldío y desolado en Chimaltenango, una mujer que pasaba por el lugar lo vio golpeado, inconsciente y con la ropa destrozada. Ella fue quien alertó a los bomberos, quienes lo trasladaron casi sin signos vitales al hospital del lugar. Debido al estado de inconciencia, los doctores enviaron a Zamora a una clínica en la zona 1 para una tomografía.

    Hoy día, José Rubén se recupera. Pero los médicos han detectado que fuertísimas dosis de barbitúricos le fueron suministrados. En Chimaltenango los médicos que le atendieron dicen que “lo daban por muerto”, y José Rubén mientras tanto, asegura que no recuerda lo que sucedió durante las 10 horas que lo mantuvieron retenido.

    Aun se desconoce el móvil del secuestro. Pero lo cierto del caso es que es imperativo que el Ministerio Público realice una investigación exhaustiva del caso hasta dar con los responsables.
    Si fue delincuencia común, de la que día a día nos golpea a todos, el caso merece un castigo severo pues nadie tiene el derecho de violar la libertad e integridad de otro ser humano. Pero si detrás de todo esto hubiera un deseo de amedrentar e intimidar a quienes ejercemos el periodismo, el caso se dramatiza.

    Particularmente, porque mientras Zamora aparecía, la tarde del jueves, Óscar Ismatul, uno de los reporteros del equipo de investigación, fue perseguido desde elPeriódico en un carro Spark blanco. A pesar de que trató de darse a la fuga, tres tipos armados lo pusieron contra la pared y lo encañonaron, exigiéndole que “se callara o lo matarían”. Luego lo amenazaron e insultaron. Finalmente lo despojaron de sus documentos de reporteo y celular.

    Sin tapujos, en elPeriódico hemos venido denunciando la ineptitud de este gobierno para garantizar la seguridad. Hemos dicho abiertamente que Carlos Quintanilla, director de la SAAS, maneja la seguridad de este país y tiene a su lado a militares y civiles de trayectoria criminal y oscura. Este mismo Quintanilla fue quien meses atrás ordenó quitar la seguridad que agentes de la SAAS brindaban a Zamora por órdenes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, luego de que hace tres años fue víctima de un atentado y allanamiento en su residencia. En este caso, el presidente Colom, sin medir las consecuencias que esto traería, suspendió la seguridad a un periodista de altísimo riesgo.

    También nos hemos atrevido a tocar el poder que ejerce la primera dama Sandra de Colom, el compadrazgo con el que ha ascendido al poder a su familia y los desmanes que su hermana Gloria Torres y su hija han venido realizando a lo largo de varios años, haciendo cobros de millonarias comisiones en las municipalidades.

    Hemos hablado de la corrupción de la UNE, de los ministros que en pocos meses han llegado a saquear, el narcotráfico y hemos mostrado nuestro repudio absoluto hacia un Congreso inepto y corrupto.

    En elPeriódico, simplemente intentamos informar y ser el espejo del drama que nuestra sociedad vive. Más que una empresa, en elPeriódico somos un equipo de periodistas profesionales comprometidos con los valores y los principios. Cada uno de los que componemos este gran equipo, que desde sus inicio ha sido liderado por José Rubén Zamora, contamos con mística de trabajo y un amor inmenso hacia Guatemala.

    Hacemos periodismo y nos arriesgamos porque estamos convencidos que somos agentes de cambio y que con nuestro granito de arena podemos exigir a nuestros gobernantes políticas para crear un país más seguro, equitativo y justo. También estamos seguros que solo arriesgándonos construiremos un mejor país para nuestros hijos.

    La delincuencia azota a este país sin distinción de edad, sexo, religión o profesión. Al final, todos nos hemos convertidos en víctimas del pánico y la delincuencia. Pero, el irrespeto a la vida y los hechos de violencia, como los sucedidos contra  José Rubén Zamora, lejos de amedrentarnos, nos compromete a todos los periodistas de este medio a seguir trabajando más duro. Nos impulsa a seguir denunciando y presionando para que este país cambie. Nos da más fuerza para seguirle exigiendo al gobierno del presidente Álvaro Colom que tome medidas contundentes para garantizar la vida y seguridad de todos los guatemaltecos. El país se nos está desmoronando en mil piezas y no estamos dispuestos a seguirlo tolerando.

    Mi solidaridad con José Rubén y con los miles de guatemaltecos que como él, han sido víctimas del abuso, la violencia y de las mentes torcidas que desprecian el valor de la vida.

    Sylvia Gereda Valenzuela

    22 agosto 2008

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Ahora, el golpe fue para Zamora

    Sylvia Gereda Valenzuela

    Chepe Zamora

    José Rodolfo Pérez Lara

    “Nomenklatura”

    Danilo Parrinello

    Otra nación, otro Estado

    Dávila Estrada

    Machos non gratos

    Anamaría Cofiño K.

    Raúl no posee el arte de reír

    Rigoberto Juárez-Paz

    Irreverente

    Acisclo Valladares Molina

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/

    ¿Funcionará el banco de los BRICS?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251063/

    La sanción de la víctima

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251062/

    Norberto Bobbio

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251061/

    América Latina en el fútbol y en la geopolítica global

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251060/

    Superhéroes migrantes

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250986/

    Los niños en la teoría del “globo”

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250985/

    ¿Qué es la Cultura Tributaria?

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250984/

    Varios temas de actualidad

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250983/