Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 25 de agosto de 2008

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Referendo revocatorio

    Mario Fuentes Destarac

    El referendo revocatorio es una salida legal a una equivocada elección popular.

    El referendo revocatorio es el acto jurídico-político por el cual el electorado pone fin o término al período de funciones de los servidores públicos, electos por sus conciudadanos para ocupar cargos de elección popular para un plazo determinado.

    Es una salida legal a una equivocada elección popular o mediante el cual se puede anular el mandato popular recaído en un ciudadano para el desempeño de un cargo estatal, que no esté cumpliendo con las expectativas del electorado, antes de que expire el período de sus funciones, sin que la causa sea la incapacidad mental o física del funcionario ni la comisión de un delito por parte de este.

    La teoría de la revocación popular en una democracia institucional se sustenta en que el pueblo delega temporalmente el ejercicio del poder en el electo, y se reserva el derecho de revocar dicha delegación. Esto supone que la delegación del ejercicio de la autoridad no significa que el pueblo enajena o transmite el dominio del poder político ni se priva de este.

    Si bien en nuestra Constitución están consagrados los principios de autogobierno y de delegación temporal del ejercicio del poder, no existe precepto alguno que contemple y regule el referendo revocatorio. En las Constituciones de Venezuela y Bolivia sí está previsto este mecanismo, y en ambos países ha sido convocado no sólo con el fin de revocar el mandato presidencial, sino también de otros funcionarios electos.

    En 1993, ante el clamor popular por la depuración del Congreso y, dado que nuestra Carta Magna no admite el referendo revocatorio, se recurrió a la reforma constitucional con el propósito de dar por terminados los períodos y funciones de los diputados. Esta reforma constitucional cobró vigencia después de que fue ratificada en la consulta popular celebrada el 30 de enero de 1994.

    En mi opinión, el referendo revocatorio es sano para una democracia institucional, porque la delegación del ejercicio del poder político deja de ser visto como la entrega de un cheque en blanco y porque ya no obliga a soportar funcionarios no idóneos o indeseables.

    Por tanto, el referendo revocatorio debería estar previsto en la Constitución y en la Ley Electoral y de Partidos Políticos. Asimismo, debería poderse convocar después de transcurrida la mitad del respectivo período de funciones, y siempre y cuando lo pida un mínimo razonable de electores registrados.

    ¡Exijamos la institucionalización del referendo revocatorio!

    Mario Fuentes Destarac

    24 agosto 2008

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Referendo revocatorio

    Mario Fuentes Destarac

    Amenazas no tradicionales

    Edgar Gutiérrez

    ¡Basta ya!

    elEditorial

    Un giro inesperado

    Dina Fernández

    ¡Lo siento mucho!

    Acisclo Valladares Molina

    Necesidad de liderazgo

    Sergio Dueñas, www.consumer-ca.com

    El tejedor

    Marcela Gereda

    Cultura de impunidad

    Irmalicia Nimatuj

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/

    ¿Funcionará el banco de los BRICS?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251063/

    La sanción de la víctima

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251062/

    Norberto Bobbio

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251061/

    América Latina en el fútbol y en la geopolítica global

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251060/

    Superhéroes migrantes

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250986/

    Los niños en la teoría del “globo”

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250985/

    ¿Qué es la Cultura Tributaria?

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250984/

    Varios temas de actualidad

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250983/