Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, martes 14 de octubre de 2008

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Deuda pública

    elEditorial

    Según el Banco de Guatemala (Banguat), al 31 de agosto de 2008, la deuda pública interna de Guatemala se situó en Q24 mil 920 millones, en tanto que, al 31 de diciembre de 2007, se situaba en Q24 mil 191 millones.

    Según el Banco de Guatemala (Banguat), al 31 de agosto de 2008, la deuda pública interna de Guatemala se situó en Q24 mil 920 millones, en tanto que, al 31 de diciembre de 2007, se situaba en Q24 mil 191 millones. Es decir que aumentó en un 3 por ciento, por supuesto antes de que se ampliara el presupuesto estatal de este año.

    Asimismo, de acuerdo con información del Banguat, la deuda pública externa de Guatemala, al 31 de agosto de 2008, se situó en US$4 mil 323.5 millones, es decir aproximadamente Q32 mil 426.3 millones, en tanto que, al 31 de diciembre de 2007, se situaba en US$4 mil 226 millones, o sea que aumentó en US$97.5 millones. Esto también sin perjuicio de los préstamos en dólares aprobados por el Congreso durante las últimas semanas.

    Por otro lado, al 2 de octubre de 2008, las operaciones de Estabilización Monetaria (deuda del Banguat), por medio de las cuales el Banguat ejecuta la política monetaria y cuyo costo financiero (pérdidas operativas del Banguat) debe ser absorbido, por mandato legal, por el presupuesto estatal, ascendían a Q13 mil 905 millones, en tanto que, al 31 de diciembre de 2007, se situaban en Q11 mil 663.4 millones. Luego, han aumentado en 19.22 por ciento en lo que va del año.

    Se estima que la deuda pública de Guatemala con respecto al PIB es del orden del 22 por ciento. O sea que la deuda pública, poco a poco, se ha ido convirtiendo en una pesada carga para la población. Por supuesto, mucha de esa deuda pública se ha destinado a gasto público corriente (burocrático) y a puro despilfarro de corte populista (¿o corrupción?), y no a inversión social con rentabilidades determinadas o determinables. Es decir que para satisfacer las necesidades consumistas del presente, se ha hipotecado el futuro de la nación.

    Para el año entrante se pretende financiar un presupuesto estatal abultado con un grueso endeudamiento público. Asimismo, se contratará más deuda a través del programa denominado Petrocaribe, que promete un crédito blando. La justificación detrás sigue siendo que Guatemala aguanta con más deuda encima.

    Sin duda, los polítiqueros se apegan al dicho popular que reza: lo que no nos cuesta, hagámoslo fiesta. Es más, están felices con los niveles de endeudamiento público de los EE.UU., que se estima que está rondando el 70 por ciento del PIB gringo. Creerán que esa es la meta para nuestro país. ¿No habrá llegado el momento de limitar constitucionalmente el endeudamiento público y de que sea obligatorio el equilibrio presupuestario? Francamente, ¡qué miedo que nuestro futuro esté en manos de los politiqueros del Congreso!

    elEditorial

    13 octubre 2008

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Acreditación universitaria

    José Alejandro Arévalo Alburez

    Deuda pública

    elEditorial

    ¿La otra guinda del pastel?

    Marta Altolaguirre

    Los “Portillos” del futuro

    Alejandro Urízar

    Integridad

    Acisclo Valladares Molina

    La Lucía de Geraldina

    Gustavo Berganza

    La escena del crimen

    Sergio Ramírez

    Recordando septiembre (final)

    Mario A. Mérida G.

    Propuestas y resistencia

    Miguel Ángel Albizures

    OPINION

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    Deuda pública

    Publicado:(2008-10-14)

    /es/20081014/opinion/75139/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/