Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 27 de marzo de 2009

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Tasa de interés y tipo de cambio

    Óscar Álvarez Marroquín

    Liberar liquidez para aumentar el crédito.

    El pasado mes de febrero la Junta Monetaria bajó su tasa líder de 7.0 a 6.5 por ciento con el propósito de aumentar el crédito bancario a los sectores productivos. El Banco de Guatemala anunció que si el riesgo inflacionario no aumenta, la política monetaria podría ser más flexible, o sea que puede bajar más la tasa líder. Luego el Banco de Guatemala intervino en el mercado cambiario para reducir el tipo de cambio vendiendo US$31 millones, con lo que bajó el tipo de cambio de Q8.16 a Q8.09. El 24 de marzo regresó a Q8.11. Es conveniente analizar la viabilidad de las políticas que traslucen tales medidas.

    La baja de la tasa líder, al reducir el incentivo para invertir en Certificados Banguat, persigue liberar liquidez que contribuya a aumentar el crédito o induzca una reducción de tasas de interés que en una recesión es de la mayor importancia. Cuando se enfrenta una recesión las empresas no sólo sufren una baja en el volumen de ventas sino que, para mantenerse en el mercado, se ven forzadas a reducir precios. Esto significa que los deudores tienen que vender una cantidad mayor de su producto a precios más bajos para abonar al préstamo la misma cantidad que anteriormente, o sea que tienen que pagar la deuda con un dinero más caro que el que recibieron cuando el préstamo fue desembolsado. El consiguiente deterioro de la solvencia empresarial puede tener serias consecuencias. Para la Gran Depresión el gobierno del general Ubico, por la baja de los precios del café y para aliviar la situación de los deudores en general y especialmente la de los agricultores, promulgó el 27 septiembre de 1935 el Decreto No. 1735, el cual fijó la tasa de interés para préstamos refaccionarios en 4 por ciento anual y para los demás destinos en 6 por ciento. Los que cobraran tasas mayores incurrían en Delito de Usura punible con multa y 4 meses de cárcel. La eficacia de esa sofisticada política monetaria en las condiciones de entonces no requiere mucho análisis.

    Actualmente la posibilidad de que la Junta Monetaria pueda adoptar medidas adicionales para reducir la tasa de interés y aumentar el crédito depende esencialmente del comportamiento del sector externo guatemalteco así como de la política cambiaria que siga el banco central.

    Teóricamente, con desequilibrio externo hay incompatibilidad entre los niveles de liquidez necesarios para bajar tasas de interés y la inamovilidad del tipo de cambio. En teoría, si aumenta la liquidez puede esperarse un dólar más caro y para bajarlo el Banco Central tendría que vender más divisas, con lo cual recoge quetzales de la circulación. Para mantener tasas de interés aceptables el central debería restituir esa liquidez, formándose un círculo vicioso que los monetaristas denominan “la imposibilidad de la Santísima Trinidad”, denotando que con movilidad de capitales es imposible mantener tasas de interés bajas e inamovilidad de tipo de cambio. Supongo que esto explica la prudencia con la que el banco central ha movido la tasa líder. La implicación para la política es que si se llegara a agudizar el desequilibrio externo por la baja de exportaciones y de remesas familiares, la autoridad monetaria necesita evaluar hasta qué punto puede sacrificar reservas internacionales para sostener el tipo de cambio con una holgura crediticia que paulatinamente se haría más insostenible, o bien, si en vez de ello resulta más conveniente un suave deslizamiento del tipo de cambio que permita mantener razonables niveles de liquidez y crédito con las implicaciones inflacionarias consiguientes. Naturalmente que el sector público dispone de instrumentos para influir sobre el comportamiento de otras variables relevantes, como el de las importaciones, la política fiscal, el financiamiento externo y la cooperación de la comunidad internacional.

    Óscar Álvarez Marroquín

    26 marzo 2009

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Tasa de interés y tipo de cambio

    Óscar Álvarez Marroquín

    Estamos seguros Presidente

    César A. García E.

    Una Corte para la Democracia

    Álvaro Castellanos Howell

    Nuestra razón de ser

    Roberto Moreno Godoy

    Purgas en La Habana

    Danilo Parrinello

    El vaso se derrama

    Carol Zardetto

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?
    Si
    No

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/