Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 13 de julio de 2009

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ProReforma I

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    Olvidan que el país lo integran diversos pueblos.

    En el marco de la convocatoria a audiencias públicas planteadas por la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, del Congreso de la República, publicada en la prensa nacional, el 11 de junio pasado para que todas las expresiones de la sociedad civil se pronuncien sobre la iniciativa número 4028, presentada al Congreso el 16 de abril de 2009, por la Asociación ProReforma que busca reformar la Constitución Política, el día de hoy asisten un colectivo de organizaciones indígenas a exponer su postura.

    El espacio les permitirá mostrar que buena parte de los estados modernos han elaborado su Constitución en el seno de un pequeño grupo de poder, que ha implicado la histórica exclusión de los “otros”, a pesar de que deben estar representados en las constituciones para cumplir con el proceso formal de su creación, para que sean legítimas y para que respondan a los intereses de todos.

    En Guatemala el funcionamiento del Estado y la formulación del ordenamiento jurídico que rigen la vida de todas las personas han sido redactados por un pequeño sector. Y la iniciativa 4028 es un ejemplo de la continuidad de esta práctica, en donde ejerciendo el poder hegemónico, buscan reformar la Constitución y proponen una iniciativa que representa intereses coyunturales y sectoriales.

    La propuesta tiene debilidades de forma y de fondo. Y por tratarse de reformas dirigidas a modificar una ley fundamental, la presentación de las reformas deben de realizarse con una extensa exposición de motivos que justifiquen minuciosamente las razones por la cuales se propone cada cambio, así lo señala la Ley Orgánica del Organismo Legislativo, Artículo 109.

    Contrario a lo regulado en el Artículo 109, la Asociación ProReforma, realiza una escasa y pobre exposición de motivos, en la que indica textualmente: “históricamente los guatemaltecos hemos anhelado que el texto constitucional contenga los valores y principios que han hecho grande a la civilización occidental”, justificándolo con la redacción de la primera Constitución que en su época, el Ayuntamiento de Guatemala presentó ante la Monarquía Española.

    Olvidan los ponentes que el país lo integran diversos pueblos que poseen principios y valores, respetables como los occidentales, que deben reflejarse en la Constitución. Además, la referencia a escenarios de la época colonial es un retroceso que busca en pleno Siglo XXI perpetuar la servidumbre y las exclusiones coloniales.  

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    12 julio 2009

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    ProReforma I

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    El campesino invisible

    Marcela Gereda

    Honduras y la democracia

    Hugo Maúl R.

    Explicaciones no pedidas

    Acisclo Valladares Molina

    Sin Estado y sin cuadros

    Dina Fernández

    Festival de Antigua: fiesta de integración para el área

    Pauline Crespo K., directora ejecutiva

    Tiempos de turbulencia

    Edgar Gutiérrez

    Tormenta perfecta

    Mario Fuentes Destarac

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/