Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 04 de septiembre de 2009

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Devaluación del quetzal

    elEditorial

    El Banco de Guatemala (Banguat) es una de las pocas instituciones en el país que ha actuado con responsabilidad. 

    El Banco de Guatemala (Banguat) es una de las pocas instituciones en el país que ha actuado con responsabilidad. Ha logrado mantener condiciones de estabilidad macroeconómica.

    Mientras que en otros países se han alentado políticas monetarias expansivas, el Banguat ha sido prudente en la determinación de la política monetaria, crediticia y cambiaria. No obstante, el país no ha logrado superar los bajos niveles de bienestar humano y de pobreza de la población, debido a la concentración del ingreso y los niveles de desigualdad.

    En lo que va del presente año, la incertidumbre y la desconfianza se han apoderado de la economía mundial. La economía guatemalteca no ha estado exenta de sufrir los efectos de la coyuntura recesiva. El tipo de cambio se ha disparado hasta Q8.38 por US$1 debido a circunstancias extraordinarias. En septiembre de 2008, el tipo de cambio era de Q7.44 por US$1, por lo que la devaluación del quetzal frente al dólar es del 12.6 por ciento en un año.

    Sin embargo, el Banguat, a pesar de que cuenta con US$5.2 millardos en concepto de reservas monetarias internacionales, no está interviniendo como se esperaría. De cualquier manera, la variación del tipo de cambio impacta inmediatamente en el nivel de precios, sobre todo considerando que en casi todos los sectores estratégicos de nuestra economía impera la concentración. Por cierto, el aumento general de precios en una economía en recesión (caracterizada por la deflación, el desempleo, la desinversión, el retraimiento del consumo y el empobrecimiento general) es una mezcla complicada de consecuencias sociales impredecibles. ¡Alza de precios en un ambiente de pérdida de poder adquisitivo! ¿Explosivo?

    Por otro lado, en los últimos años, el Banguat ha venido utilizando fórmulas para intervenir en el mercado cambiario fijando una franja estrecha en la cual oscila el tipo de cambio. Al excederse de esos límites, el Banguat compra o vende dólares para estabilizar el tipo de cambio. No obstante, la Junta Monetaria (JM) decidió ampliar la banda y dar potestad a las autoridades del Banguat para intervenir, a su entero arbitrio, cuando lo estimen conveniente. O sea que la JM ha otorgado discrecionalidad en un área que siempre ha sido extremadamente sensible y crítica. Por cierto, en el pasado esta discrecionalidad se utilizó para beneficiar o privilegiar a ciertos sectores o actores económicos.

    En nuestra opinión, la política cambiaria debe determinarse con base en reglas claras, públicas, ciertas y de aplicación previsible. El objetivo ideal debería ser un tipo de cambio neutro. En todo caso, si la intención es incentivar las exportaciones, entonces lo razonable sería que se adoptara un sistema de minidevaluaciones programadas. En guerra anunciada no hay muertos, dice el refrán.

    elEditorial

    3 septiembre 2009

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Igualdad de oportunidades

    Álvaro Castellanos Howell

    Adiós a Ana de Molina

    Juan Luis Font

    El nuevo optimismo asiático

    Andrés Oppenheimer

    Buen camino

    Roberto Moreno Godoy

    Sí se puede

    Fernando Carrera

    Del buen tesoro

    Jorge H. López

    Con pies de barro

    Carol Zardetto

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Comentarios… ¡Ánimo Israel!

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251658/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251657/

    La ofensiva de Brasil contra Israel

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251656/

    Alentador mensaje

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251655/

    El holocausto palestino

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251654/

    El socialismo del siglo XXI en caída libre

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251653/

    Si se quiere se puede

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251626/

    Más impuestos: Falsa salida

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251625/

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/