Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, sábado 12 de diciembre de 2009

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    LA COLUMNA

    El enemigo

    Raúl de la Horra / Follarismos

    ... somos nosotros mismos?

    Antiguamente, para los poderes dominantes de esta parte “civilizada” del mundo, las cosas eran sencillas: el enemigo eran los negros y los indios, los infieles e impíos, en fin, todos aquellos que no profesaban los valores occidentales y la fe católica. Y, por supuesto, también, los judíos.


    En el siglo pasado, grosso modo, el enemigo fueron, con justa razón, los nazis y los japoneses. En la segunda mitad del siglo XX, el enemigo estuvo compuesto sobre todo por aquellos pueblos que luchaban contra las potencias coloniales, y por los comunistas.


    Hoy, las cosas se han vuelto más complejas: los enemigos son musulmanes. También, los emigrantes en general y los narcotraficantes en particular. Por supuesto, los enemigos no son, jamás, los especuladores de Wall Street, los banqueros y prestamistas, los grandes consorcios petroleros, las multinacionales de alimentos y de productos farmacéuticos, los fabricantes de armas, los barones de la droga norteamericanos.


    En el plano local, ¿quién es hoy el enemigo, a quién hay que temer, de quién hay que desconfiar? Para comenzar, en esta nuestra Guatemalita que, metafóricamente hablando, en el desconcierto de naciones representa una especia de pretenciosa sirvienta desnutrida, con ínfulas de virgen analfabeta, mojigata y cristiana, el enemigo externo sigue siendo Fidel Castro y Hugo Chávez, mientras que el enemigo interno es, sobre todo, el gobierno, la policía, la burocracia, los
    mareros, los narcos y los diputados.


    Ahora bien, al examinar el estado de la Nación y la cantidad de niños, adolescentes y mujeres asesinados, observando la evolución de la violencia cotidiana y sus perspectivas, ¿no será más bien que el enemigo principal, irreductible e invencible, somos nosotros mismos?

    Raúl de la Horra / Follarismos

    12 diciembre 2009

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    CREA versus AEI

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/lacolumna/251054/

    On Kawara

    Publicado:(2014-07-16)

    /es/20140716/lacolumna/250909/

    “El Relox”

    Publicado:(2014-07-15)

    /es/20140715/lacolumna/250814/

    Las calles

    Publicado:(2014-07-12)

    /es/20140712/lacolumna/250687/

    Reingeniería artística

    Publicado:(2014-07-11)

    /es/20140711/lacolumna/250630/

    Walterhugo (2)

    Publicado:(2014-07-11)

    /es/20140711/lacolumna/250629/

    Historias de abandono

    Publicado:(2014-07-09)

    /es/20140709/lacolumna/250490/

    El caso Harry Quebert

    Publicado:(2014-07-08)

    /es/20140708/lacolumna/250425/

    Nuestra primera jugada

    Publicado:(2014-07-05)

    /es/20140705/lacolumna/250300/

    Aplausos a la música pop

    Publicado:(2014-07-04)

    /es/20140704/lacolumna/250245/

    Gt (22)

    Publicado:(2014-07-03)

    /es/20140703/lacolumna/250203/

    “El testigo”

    Publicado:(2014-07-01)

    /es/20140701/lacolumna/250080/

    Enemigos de la comunicación

    Publicado:(2014-06-30)

    /es/20140630/lacolumna/250051/

    Alucinados

    Publicado:(2014-06-28)

    /es/20140628/lacolumna/249979/

    Vengadora (2)

    Publicado:(2014-06-27)

    /es/20140627/lacolumna/249960/

    La radio y TV deben pagar

    Publicado:(2014-06-27)

    /es/20140627/lacolumna/249932/

    Gt (21)

    Publicado:(2014-06-26)

    /es/20140626/lacolumna/249882/

    La Valiente

    Publicado:(2014-06-25)

    /es/20140625/lacolumna/249806/

    Aullidos

    Publicado:(2014-06-25)

    /es/20140625/lacolumna/249791/

    Causas

    Publicado:(2014-06-24)

    /es/20140624/lacolumna/249721/

    “El amante de Janis Joplin”

    Publicado:(2014-06-24)

    /es/20140624/lacolumna/249720/

    Los Fusiles de Octubre

    Publicado:(2014-06-23)

    /es/20140623/lacolumna/249673/

    Artes culinarias

    Publicado:(2014-06-21)

    /es/20140621/lacolumna/249611/

    El Corpus

    Publicado:(2014-06-21)

    /es/20140621/lacolumna/249593/

    Ni jazz, ni rock, ni pop

    Publicado:(2014-06-20)

    /es/20140620/lacolumna/249532/

    Negocios lesivos

    Publicado:(2014-06-20)

    /es/20140620/lacolumna/249528/

    Gt (20)

    Publicado:(2014-06-19)

    /es/20140619/lacolumna/249466/

    Colección Poyón

    Publicado:(2014-06-18)

    /es/20140618/lacolumna/249412/

    La dignidad de las flores

    Publicado:(2014-06-18)

    /es/20140618/lacolumna/249411/

    “Larga noche hacia mi madre”

    Publicado:(2014-06-17)

    /es/20140617/lacolumna/249356/

    Lodazal

    Publicado:(2014-06-17)

    /es/20140617/lacolumna/249354/

    Esa muerte que dio vida

    Publicado:(2014-06-16)

    /es/20140616/lacolumna/249290/

    “El libro de los Arcángeles”

    Publicado:(2014-06-14)

    /es/20140614/lacolumna/249229/

    Semillas

    Publicado:(2014-06-14)

    /es/20140614/lacolumna/249227/