Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 11 de enero de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    La misión de los partidos

    Edgar Gutiérrez

    Conciliar intereses divergentes en un país heterogéneo.

    Los partidos son reserva para propiciar equilibrios tras el fin de preservar la sociedad. Un factor de racionalidad en el alud de mercado, y contención del arrastre de inmensos conglomerados. Los políticos intuyen y buscan respuestas, caminos, estrategias. Y en esa búsqueda de “lugar” tantean alianzas e identifican enemigos. Tantean, por ejemplo, que el populismo es enemigo por antipolítico. Lo perciben como falso profeta. Les hace sentir incómodos. Quién sabe. El populismo xenófobo podría ser un refugio a nuestros miedos en la aldea global y sus desbordantes flujos migratorios. Y el populismo revolucionario, una expresión desaforada, más voluntariosa que racional, que desafía el desequilibrio de poder.


    El gran trabajo de los partidos en nuestra época consiste en encontrar lugar legítimo. Re-aprender a leer su realidad, y no descansar tanto en la mediación tecnocrática –encuestas que interpretan un puñado de expertos que deciden qué y cómo preguntar. Los partidos democráticos deben seguir siendo leales al principio de la preservación humana, o sea, atacar la exclusión, el aplastamiento, el arrebato de la dignidad. Deben buscar sus fuentes de renovación y transformación.


    Nada será como fue, pero no parece cierto que los partidos salgan sobrando. Son necesarios. La lucha de los partidos es también instrumental. ¿Para qué sirven? Ha ocurrido la alienación: pérdida de esencia y corrupción de los partidos, en el sentido etimológico de descomposición. Han perdido su visión, que se abreva desde las “partes” de la sociedad. Los políticos se reconocen camaradas porque están, como diría Bernard Crick, “en defensa de la política”, pero también porque comparten la misma incomodidad.  


    Defiendo la política como forma de conciliar intereses divergentes en un país heterogéneo. De buscar con astucia, tolerancia, prudencia y flexibilidad maneras para llegar a acuerdos desde diferentes intereses en pugna. Crick rechazaba el consenso como un componente de la política, porque sólo en el autoritarismo y en el totalitarismo puede haber un consenso estable, donde todo lo que diga el dictador es aceptado. Hacer política es estar buscando llegar a acuerdos inestables, pero eficientes. En esa convivencia social entre individuos con intereses y fuerzas distintas, Crick utiliza el término conciliación como objetivo central de la política: la posibilidad de llegar a un punto aceptado por los conciliados.

    Edgar Gutiérrez

    10 enero 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Una loba en el armario

    Marcela Gereda

    La misión de los partidos

    Edgar Gutiérrez

    La Quinta Era

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    La solución final

    Juan Luis Font

    Dilemas de la educación

    Dina Fernández

    Excluidos de hecho (III parte)

    Acisclo Valladares Molina

    Bajo fuego

    Mario Fuentes Destarac

    “Aquí está y cuesta tanto”

    Pedro Alvarado O., Presidente Publinac

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?
    Si
    No

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/