Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, miércoles 10 de febrero de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Para quererte

    Anabella Giracca

    “¡Ay señorita! por usted, soy capaz hasta de trabajar”.

    En los trescientos y tantos días de dolor colectivo que tiene el año en este paisaje del continente, uno dedicado al amor no está mal. Aunque el acá llamado “Día del Cariño” parezca  kitsch, acolochado o mercantilista, aún se siguen  escribiendo cartas de amor ¡Qué alivio! Según sé, todavía se  regalan flores,  se roban besos y el patrimonial ojo pache aún circula por ahí. En estas fechas, desenfrenados por la euforia colectiva, muchos declaran sus sentimientos con la esperanza ingenua de ser correspondidos. Se desempolvan poemas, se ofrecen combos nupciales, desayunos para dos, mascotas en descuento, discos  a mitad de precio y demás artículos en forma de corazón (papelitos de china, adornitos de duroport, cojines, lámparas y pasteles). Por estos días, la cultura popular se refugia en las alas de un Cupido o se desahoga en los piropos  y tarjetas con frases tan únicas que todos juran haber inventado: “yo nací para quererte”.


    Mire esto: de un buen número de  hombres que interrogué, todos confesaron jamás haber sido piropeados al pasar frente a una mujer. Y de las mujeres, todas aseguraron haber recibido más de un piropo dulce en su vida.  Pues sí, para desentendernos un poco de esta tristeza en la que hemos sumergido nuestra historia, mujeres de diversas generaciones comparten algo de lo que han escuchado en alguna acera, construcción, bar o camioneta: “con ese cuerpo hace usted más estragos que el comunismo”; “¿no está cansada de correr tanto tiempo en mi cabeza?”; “se le cayó el papel con el que venía envuelta, bombón”; “cómo que no cerraron la juguetería porque se escapó una muñeca”; “adiós corazón de maní, todo lo que tengo es para ti”. “¡ay, señorita! por usted, soy capaz de trabajar”. “¿sabe qué es lo más bonito de mis ojos? el reflejo de los suyos”; “¿qué hace una estrella volando tan bajito?”; “¡quién fuera reloj para ser dueño de tu tiempo!”; “yo quisiera ser agua, y que en mis olas viniera usted a bañarse”. “¿me presta sus ojos, para ver qué hay en el cielo?”; “qué pasaría en el cielo que están acá abajo los ángeles”.  “¡ay, muñequita, a usted sólo le falta la cuerda!”.


    Pues le quedan cuatro días para lustrar su beso, conseguir una flor, inventarse un buen piropo, escribir una carta, invocar a Cupido, desempolvar un poema y dedicar ese día de su año a celebrar la vida y creer sin reparos en quien le diga al oído de un solo aire: “yo nací para quererte”.

    Anabella Giracca

    9 febrero 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Sueldo presidencial

    elEditorial

    Para quererte

    Anabella Giracca

    ¿Porras o Maras?

    Eduardo antonio velásquez carrera

    Un Rector pusilánime

    Edwin J. Asturias

    Escuelas para mafias

    Dina Fernández

    La recuperación requerirá optimismo

    Carlos González Arévalo

    Comentarios

    Raúl Minondo Ayau

    El rincón de Casandra

    Jacques Seidner

    Guatemala vive (¿aún?)

    Juan Diego Asturias Calderón

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    El docente, una variable vinculante de la educación

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251712/

    La crisis migratoria

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251711/

    ¿Sed de almas… o de aplausos?

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251710/

    Estamos en manos de las Comisiones de Postulación

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251709/

    Un Congreso social y democrático

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251708/

    Cazadores de ambiciones

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251707/

    “Mi Gobierno”

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251660/

    Hablar de Gaza

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251659/

    Comentarios… ¡Ánimo Israel!

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251658/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251657/

    La ofensiva de Brasil contra Israel

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251656/

    Alentador mensaje

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251655/

    El holocausto palestino

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251654/

    El socialismo del siglo XXI en caída libre

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251653/

    Si se quiere se puede

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251626/

    Más impuestos: Falsa salida

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251625/

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/