Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, sábado 13 de marzo de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    LA COLUMNA

    El cromosoma del mal II

    Nos preguntábamos la semana pasadadónde ase esconde el origen del mal. Yo aventuré la idea de que el “cromosoma psíquico” del mal reside en las carencias vividas en la infancia debido a la incapacidad o imposibilidad de los padres de comportarse con afecto, disciplina y respetohacia los hijos, lo que a menudo lleva a estos a desarrollar cualquier cantidad de conductasoportunistas centradas enla vertiginosa y embriagantebúsqueda del tener, es decir, en la posesión compulsiva de riquezas, estatus, poder.

    Esto, si observamos el origen del mal desde “abajo”,desde la base de la sociedad, o sea, desde la familia.  Sin embargo, si lo vemos desde “arriba”, desde las instituciones y organizaciones encargadas no sólo de velar por la correcta administración del bien colectivo, sino de garantizar la adecuada socialización de sus miembros, lo que constatamos es que la sociedad guatemalteca en su conjunto adolece de tantas fallas y carencias, que el individuo criado en ella difícilmente por supuesto que hay excepciones, pero son justamente eso: excepciones llega a trascender la sombra aciaga de su cultura.

    El mal, entonces, es el producto exitoso de la falla estructural y funcional de la familia como institución, y de la falla por igual de las fuerzas sociales y del Estado en su empresa de producción de sentido y de bienestar común. Dicho en otras palabras: el suelo de casa es una gusanera, el techo está apolillado,las paredes son endebles, y uno se pregunta: ¿qué carajos hacemos en un sitio así? Cada día caen más tejas, los materiales están podridos, ingenieros y habitantes mostramos una supina incompetencia y apatía. En tales condi-ciones, de lo que dan ganas es de hacer maletas e irse lejos, muy lejos, ¿no es cierto?

    15 marzo 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    CREA versus AEI

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/lacolumna/251054/

    On Kawara

    Publicado:(2014-07-16)

    /es/20140716/lacolumna/250909/

    “El Relox”

    Publicado:(2014-07-15)

    /es/20140715/lacolumna/250814/

    Las calles

    Publicado:(2014-07-12)

    /es/20140712/lacolumna/250687/

    Reingeniería artística

    Publicado:(2014-07-11)

    /es/20140711/lacolumna/250630/

    Walterhugo (2)

    Publicado:(2014-07-11)

    /es/20140711/lacolumna/250629/

    Historias de abandono

    Publicado:(2014-07-09)

    /es/20140709/lacolumna/250490/

    El caso Harry Quebert

    Publicado:(2014-07-08)

    /es/20140708/lacolumna/250425/

    Nuestra primera jugada

    Publicado:(2014-07-05)

    /es/20140705/lacolumna/250300/

    Aplausos a la música pop

    Publicado:(2014-07-04)

    /es/20140704/lacolumna/250245/

    Gt (22)

    Publicado:(2014-07-03)

    /es/20140703/lacolumna/250203/

    “El testigo”

    Publicado:(2014-07-01)

    /es/20140701/lacolumna/250080/

    Enemigos de la comunicación

    Publicado:(2014-06-30)

    /es/20140630/lacolumna/250051/

    Alucinados

    Publicado:(2014-06-28)

    /es/20140628/lacolumna/249979/

    Vengadora (2)

    Publicado:(2014-06-27)

    /es/20140627/lacolumna/249960/

    La radio y TV deben pagar

    Publicado:(2014-06-27)

    /es/20140627/lacolumna/249932/

    Gt (21)

    Publicado:(2014-06-26)

    /es/20140626/lacolumna/249882/

    La Valiente

    Publicado:(2014-06-25)

    /es/20140625/lacolumna/249806/

    Aullidos

    Publicado:(2014-06-25)

    /es/20140625/lacolumna/249791/

    Causas

    Publicado:(2014-06-24)

    /es/20140624/lacolumna/249721/

    “El amante de Janis Joplin”

    Publicado:(2014-06-24)

    /es/20140624/lacolumna/249720/

    Los Fusiles de Octubre

    Publicado:(2014-06-23)

    /es/20140623/lacolumna/249673/

    Artes culinarias

    Publicado:(2014-06-21)

    /es/20140621/lacolumna/249611/

    El Corpus

    Publicado:(2014-06-21)

    /es/20140621/lacolumna/249593/

    Ni jazz, ni rock, ni pop

    Publicado:(2014-06-20)

    /es/20140620/lacolumna/249532/

    Negocios lesivos

    Publicado:(2014-06-20)

    /es/20140620/lacolumna/249528/

    Gt (20)

    Publicado:(2014-06-19)

    /es/20140619/lacolumna/249466/

    Colección Poyón

    Publicado:(2014-06-18)

    /es/20140618/lacolumna/249412/

    La dignidad de las flores

    Publicado:(2014-06-18)

    /es/20140618/lacolumna/249411/

    “Larga noche hacia mi madre”

    Publicado:(2014-06-17)

    /es/20140617/lacolumna/249356/

    Lodazal

    Publicado:(2014-06-17)

    /es/20140617/lacolumna/249354/

    Esa muerte que dio vida

    Publicado:(2014-06-16)

    /es/20140616/lacolumna/249290/

    “El libro de los Arcángeles”

    Publicado:(2014-06-14)

    /es/20140614/lacolumna/249229/

    Semillas

    Publicado:(2014-06-14)

    /es/20140614/lacolumna/249227/