Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, jueves 26 de agosto de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Sylvia Gereda Valenzuela

    Datos de expertos en Washington calculan que el 40 por ciento del territorio nacional ya está en manos de la delincuencia y el narcotráfico.

    La interrogante: Guatemala, ¿primer narco Estado de América? apareció en grande en las páginas del diario Milenio de México. Y fue planteada por el periodista Víctor Hugo Michel el pasado 22 de agosto como la primera parte de una serie de reportajes que tratan de descifrar ¿qué está pasando en la frontera sur de México?
    Según el autor de la nota, la respuesta proporcionada por agentes de Estados Unidos, diplomáticos centroamericanos e investigaciones académicas coincide en que “Guatemala está enfrentando la lucha de su vida y lo hace fuera de los reflectores, con recursos muy limitados y apoyo internacional mínimo”.


    Michel plantea en su reportaje, que me parece de vital importancia transcribir en esta edición, para comenzar a comentarlos en los próximos editoriales, que los carteles de la droga de México controlan fragmentos enteros de Guatemala y se han enfrascado en una batalla por debilitar aún más al Gobierno centroamericano para crear un narco Estado.
    “La crisis de seguridad que vive Guatemala producto de la guerra del narcotráfico ya prendió los focos rojos en distintos círculos del Gobierno y la academia estadounidense, que a lo largo de los últimos meses han comenzado a analizar la posibilidad de que el Estado guatemalteco no soporte la presión que ejercen en su contra el cartel del Golfo y Los Zetas y se colapse”.


    “Guatemala está en el epicentro de la amenaza del narcotráfico”, determinó desde marzo el Departamento de Estado de Estados Unidos en su Informe Anual sobre Control de Narcóticos.
    “Guatemala está experimentando una crisis de grandes proporciones de su Estado democrático (…) a menos de que Estados Unidos haga algo, la región puede ver el surgimiento del primer narco Estado en el istmo de Centroamérica”, secundó una monografía producida por el Instituto de Estudios Estratégicos del Pentágono en mayo pasado.
    “Bajo fuerte presión en México, los carteles mexicanos se han mudado a Guatemala para competir en su territorio por el control de la cocaína de los Andes que se dirige a Estados Unidos”, expuso la institución, actualmente dirigida por Louise Arbour, ex alta comisionada de los Derechos Humanos de Naciones Unidas. “Guatemala se ha convertido en un paraíso de criminales, que tienen poco miedo de ser perseguidos por los altos niveles de impunidad”.


    “Las organizaciones del narcotráfico han tomado ventaja y han movido parte de sus operaciones a Guatemala. Regiones enteras del país están bajo control de los carteles, más visiblemente de Los Zetas”, consideró el Departamento de Estado. Los cálculos del Pentágono apuntan a que hasta 40 por ciento del país está en manos de delincuentes.
    “El débil sistema de justicia criminal en Guatemala ha hecho muy difícil que el Gobierno enfrente la deteriorada situación de seguridad. Los presupuestos asignados a los ministerios responsables de seguridad, justicia y policía fueron recortados en 2009 para favorecer los programas sociales del Gobierno”, se indica en el Informe Anual sobre Control de Narcóticos de la cancillería estadounidense.


    En el reporte se detalla que los constantes cortes presupuestales al Ministerio del Interior y a la Policía Nacional Civil han desembocado en que muchos de los vehículos asignados a labores antinarco se encuentren sin combustible ni refacciones.
    Lo anterior ha servido de atractivo para que las organizaciones criminales mexicanas inviertan más recursos y esfuerzos en establecer estructuras en el país centroamericano: “Dado el ambiente de impunidad que prevalece, los carteles mexicanos ya consolidaron su control de las rutas de tráfico en las áreas rurales del norte y este del país”, indicó el Departamento de Estado.


    Elaborada por Hal Brands, especialista para temas latinoamericanos del reconocido Instituto de Estudios Estratégicos del Pentágono, una monografía define la situación de Guatemala frente al narcotráfico con una sola palabra: “crítica”.
    “Una trinidad de elementos criminales integrada por narcotraficantes, organizaciones del narco local y pandilleros ahora está coordinando una forma de guerra irregular contra las instituciones gubernamentales”, alertó el autor del reporte.
    En el siguiente editorial comenzaré a comentar el análisis de este desalentador, pero realista reportaje.
    “La atención de EE.UU. se ha enfocado principalmente a la violencia que ha consumido a México desde 2006. Pero es probablemente en el ignorado país al sur de México, Guatemala, donde la situación es más crítica.


    “Por siempre un Estado débil, Guatemala ahora está en una caída vertiginosa por las actividades del cartel de Sinaloa y Los Zetas. El crimen violento está causando un colapso de la gobernabilidad democrática y una marcada erosión del Estado guatemalteco”, alertó Brands.

    Sylvia Gereda Valenzuela

    25 agosto 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Extensión agrícola

    HELMER VELÁSQUEZ

    La crisis y la ética

    Federico Bauer Rodríguez

    Presidenciables

    elPeriodico

    ¿Crisis en la Usac?

    Olmedo España

    El nuevo destierro

    Méndez Vides

    La niñez desaparecida

    Miguel Ángel Albizures

    Policía distante

    Edgar Gutiérrez

    El futuro incierto de Guatemala

    Fernando Andrade Díaz-Durán

    OPINION

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    Guatemala, ¿primer narco Estado de América?

    Publicado:(2010-08-26)

    /es/20100826/opinion/171819/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/