Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 04 de octubre de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Período presidencial

    MARIO FUENTES DESTARAC

    Sería razonable alargar el período presidencial a cinco o seis años.

    De acuerdo con nuestra Constitución, el período de funciones del Presidente de la República, quien es simultáneamente Jefe de Estado (representante de la unidad nacional) y Jefe de Gobierno (ejerce las funciones del Organismo Ejecutivo) es de 4 años. Antes de la reforma constitucional de 1994, el período presidencial era de 5 años.


    Asimismo, la Carta Magna prohíbe la reelección del Presidente, así como la prolongación del período presidencial, y establece que el precepto que consagra esta prohibición es irreformable.


    Entiendo que se optó por reducir el período presidencial de 5 a 4 años debido a las mediocres, interminables e insufribles gestiones presidenciales de Vinicio Cerezo (1986-91) y Jorge Serrano (1991-93). Tal vez, el período presidencial no se habría sentido tan largo, si se hubiera contemplado una renovación parcial del Congreso a mitad del mandato del Presidente, lo que habría supuesto elecciones legislativas a los 2 años y medio de la gestión gubernativa.


    Indudablemente, un período presidencial de cuatro años, sin reelección, es corto, porque, en realidad, son tres años efectivos, ya que el cuarto es electoral. Y si a eso agregamos que el primero es de aprendizaje, estamos hablando de sólo dos años de gestión real. Esto último, por supuesto, en el entendido de que no existe delfín (sucesor) desde el primer día de gobierno, ya que en este caso el oficialismo se pasa en campaña electoral los cuatro años.


    No soy partidario de la reelección presidencial, porque en países como el nuestro, en donde impera la discrecionalidad y la ausencia de control en el uso de los recursos públicos, además de una institucionalidad débil y precaria, el gobernante en ejercicio, en campaña reeleccionista, tiene una enorme ventaja comparativa frente a la oposición política.


    No obstante, como ya indiqué un período presidencial de cuatro años es muy corto para ejecutar un plan de trabajo, por lo que sería razonable alargarlo a cinco o seis años, pero con la posibilidad de que se renueve parcialmente el Congreso a mitad del mandato del Presidente; y, asimismo, que se pueda convocar un referendo revocatorio (acto jurídico-político por el cual el electorado pone fin al período y funciones presidenciales) después de transcurrido medio período presidencial.


    Por cierto, el constitucionalismo guatemalteco se inclinó por el sexenio hasta la promulgación de la Constitución de 1965, en la que se adoptó el cuatrienio. En las Constituciones decretadas en 1945 y 1956, además del sexenio, se establecía la renovación parcial del Congreso a mitad del período presidencial.

    MARIO FUENTES DESTARAC

    3 octubre 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Período presidencial

    MARIO FUENTES DESTARAC

    Horrendo experimento

    elEditorial

    Niños ocurrentes

    Dina Fernández

    Gloriosa desvergüenza

    Juan Luis Font

    El relevo

    Acisclo Valladares Molina

    Creación permanente

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    Sin atajos para el Renap

    Edgar Gutiérrez

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/

    Los niños migrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251437/

    Cuadrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251436/

    ¿Emergentes o maduras? 

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251435/

    Más deuda programada

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251377/

    El TSE, desafiado

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251376/

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/