Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, miércoles 06 de octubre de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Rubén Darío Narciso

    No tengo grandes ni brillantes soluciones para ti.

    El primero de octubre se celebra en Guatemala el Día del Niño, un día especialmente dedicado para ti y tus amiguitos; y no es para menos, los niños como tú traen mucha alegría y una renovada esperanza a la humanidad, y por ello bien vale la pena dedicar un día del año para celebrar con júbilo la inocencia y ternura que traen todos los niños en cada rincón del planeta.


    Aunque hoy es un día de festividad, quiero compartirte que el mundo en el que muy recientemente naciste tiene algunos problemas. No quiero alarmarte, pero es mi responsabilidad como padre informarte acerca de las condiciones que caracterizan al país en el que naciste y vas a crecer, a estudiar y a cosechar el fruto de tus anhelos y esfuerzos.
    Quiero contarte que aquí hay muchos niños y niñas que sufren, que son maltratados, que no tienen hogar y que deben trabajar mucho para poder alimentarse y sobrevivir. Mi amado bebé, en este día del niño quiero compartirte que hay muchos chiquitines como tú que ni siquiera van a recibir caricias de sus padres porque fueron abandonados y esperan que algún alma caritativa les dé amor, por lo menos en este día.


    Tú que eres frágil e indefenso, y necesitas del calor y mimos de tu madre para conciliar el sueño, seguramente te sorprenda que haya niños en estas condiciones. Pero debo confirmarte que esta es la realidad. Cuando seas más grande y entiendas de números, estadísticas y esas cosas (sí, ahora me importan los números, creo que ya soy una persona mayor), podrás ver las cifras de la situación actual de la niñez y juventud en Guatemala, y constatarás que en este momento hay muchos niños que sufren.


    Ante esta realidad, tengo que confesarte que no tengo grandes ni brillantes soluciones; es más, tengo más dudas que respuestas. Lo siento, y te ofrezco disculpas por no haber hecho más por cambiar esta difícil situación, porque sé que el dolor de un niño es el de todos los niños y de la humanidad entera. Sólo puedo decirte que en mi vida he aprendido que cuando se trabaja con ideales justos y la brújula que guía tus acciones es la honestidad, es posible lograr transformaciones, aunque éstas sean muy pequeñas.


    Por ello, mi deseo es trabajar con entusiasmo y ahínco para que vivas en un mejor país. Creo que para lograrlo, además del trabajo constante y honesto, es necesario agregar la fuerza del amor, porque el amor, cuando es verdadero, implica esfuerzo, sacrificio y entrega. Ya lo dijo el poeta Adonis, nacido en la patria del álgebra y las mil y una noches: “El amor es el único motor del cambio”.


    Espero dar lo mejor de mí para que puedas vivir en un país más seguro y digno, donde alcances tus sueños y te realices como ser humano; tengo la certeza que esto sólo será posible cuando no haya ningún niño abandonado, maltratado y con hambre, y todos los niños del mundo sean amados incondicionalmente.
    Por último, quiero reiterarte que mi anhelo más grande en este día del niño es trabajar incansablemente para mejorar aunque sea un poquito el mundo en que vives, e influir en ti para que llegues a ser un hombre honesto, amoroso y responsable.

    Rubén Darío Narciso

    5 octubre 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Rubén Darío Narciso

    La lógica del daño colateral

    Mario Roberto Morales

    “Los Ninis”

    Danilo Parrinello

    ¿Víctimas o culpables?

    Dina Fernández

    Ya van dos gloriosas victorias

    Eduardo Antonio Velásquez Carrera

    Comentarios

    Raúl Minondo Ayau

    Fracasó en el intento

    Anabella Giracca

    Patio trasero de nadie

    Virgilio Levaggi*

    El rincón de Casandra

    Jacques Seidner

    OPINION

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    Carta a un hijo en el Día del Niño

    Publicado:(2010-10-06)

    /es/20101006/opinion/178123/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/