Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, domingo 07 de noviembre de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    CARTAS

    Plan fin de semana: los últimos de los últimos en la calidad educativa

    Casi ninguno de los graduandos que estudian en colegios con plan de fin de semana y a distancia gana las pruebas de matemática y lectura. Son los estudiantes que están en el pozo de la calidad educativa.

    Ninguno de los estudiantes ganó matemática y todos perdieron lectura. En el reporte que envió el Ministerio de Educación (Mineduc) se leía: 0.00 por ciento de logro para ambas áreas. Los graduandos de este colegio ubicado en la zona 1 obtuvieron el mismo resultado el año pasado. No mejoraron ni una décima.


    El establecimiento es uno de los 1,977 registrados con plan fin de semana, el sector que junto con los programas a distancia refleja la calidad educativa más penosa del sistema. Menos del 0.1 por ciento de los graduandos aprueba las evaluaciones.


    Los exámenes que el Mineduc realiza desde hace cuatro años a los graduandos de diversificado reflejaron el año pasado que menos del 10 por ciento de los estudiantes tiene las habilidades matemáticas y lectivas necesarias para la vida laboral y académica. Pero en el caso de los planes de estudios alternativos (fin de semana y a distancia) prácticamente ningún alumno pasa la prueba.


    ¿Quiénes son esos alumnos? Generalmente son trabajadores que estudian y no tienen el tiempo ni la capacidad económica para asistir a un establecimiento con horario regular, los define Fernando Rubio, analista en temas de educación y director del Programa de Reforma Educativa de USAID.


    Los planes de fin de semana son más baratos y ofrecen la posibilidad de estudiar sólo medio día del sábado o del domingo. Casi todos son privados (en la capital sólo hay dos públicos) y casi la mitad está concentrada en el departamento de Guatemala, mayormente en las zonas 1, 7 y 12, según la Dirección General de Gestión de Calidad Educativa (Digecade) del Mineduc.


    Juanito Rabanales, piloto y guardia de seguridad de 36 años, abandonó la escuela hace 16 años para trabajar como mesero. Sólo cursó sexto primaria, pero este año regresó a las aulas, a un colegio de Santa Catarina Pinula, en el que recibe seis horas de clases los domingos y paga Q100 mensuales. Juanito siente que está aprendiendo mucho. No sabía nada de inglés y ahora entiende varias frases. Sus profesores también le han enseñado mucho de matemática y estudios sociales, cuenta. Juanito nunca ha oído hablar de calidad educativa. Su meta es graduarse de bachiller y buscar un trabajo que le pague más que Q3 mil 400 al mes.


    Cecilia Martínez, la coordinadora de diversificado del colegio de la zona 1 donde no ganó los exámenes ni un graduando, considera que la razón de estos resultados de las pruebas del Mineduc es que los alumnos de los planes de fin de semana han dejado de estudiar muchos años, han repetido algún grado y perdieron los hábitos de estudio e investigación, si alguna vez los tuvieron. En general les cuesta leer y, aún más, comprender y emitir juicios. Sus habilidades numéricas son escasas. Es sumamente difícil solucionar esas deficiencias arrastradas desde la infancia en clases de una vez por semana y a alumnos entre 20 y 45 años que trabajan y tienen responsabilidades familiares, y su motivación para graduarse, generalmente, no es entrar a la universidad sino optar a trabajos en los que les paguen más, opina. El colegio que coordina cuenta con un programa de nivelación de un mes y adiestra a los graduandos sobre lo que les puede examinar el Mineduc, pero no ha dado resultado.

    Peras con manzanas

    No sólo los establecimientos de fin de semana y a distancia reflejan baja calidad de educación. Los del plan diario de la jornada nocturna obtienen entre el 0.8 y 1.9 por ciento de logro en las pruebas de matemática y lectura. La jornada vespertina anda por el mismo rumbo. Los menos mal punteados son los de plan diario matutino, pero tampoco son un consuelo; los bien calificados no superan el 14 por ciento.


    La calidad educativa de los estudiantes del último año de nivel medio ha ido en deterioro según las evaluaciones nacionales realizadas desde el 2006, y el aprendizaje va disminuyendo conforme avanzan de grado los estudiantes.
    “No tenemos una respuesta concreta para explicarnos qué está pasando. No entendemos por qué cuando los evalúa el Ministerio salen tan malitos, pero cuando los examinamos internamente o los sometemos a pruebas internacionales, no”, dice Carlos Figueroa, presidente de la Asociación de Colegios Evangélicos que reúne a 450 establecimientos en todo el país.


    Hay planteles educativos cuyos graduandos obtienen calificaciones de cinco estrellas. Un colegio en la zona 16 podría mandar a enmarcar el reporte del Mineduc: el 87 por ciento de sus graduandos del año pasado ganó la evaluación de matemática y ningún alumno quedó en la categoría de “insatisfactorio” (la peor calificación), a diferencia del plantel en la zona 1 que tenía en esa casilla a todos.


    Pero no se pueden comparar peras con manzanas. No se puede poner a un colegio cuyas cuotas son de Q100 al mes, con uno que cobra US$500 y que paga US$1 mil o más mensuales a sus maestros, se queja María Flores Murillo, vicepresidenta del Círculo de Empresarios de la Educación, la agrupación de colegios más grande del país, con 5 mil agremiados. Expone que el Mineduc le atribuye a los colegios privados la baja calidad educativa de los graduandos (el 77 por ciento de la educación diversificada está en manos privadas). “Nos dan duro a los colegios que cobramos barato, pero es que no nos podemos comparar con los grandes que parecen universidades, con muchos recursos, pero cuotas de casi mil dólares”. Flores dirige un colegio en la zona 1 con cuotas de Q125. El 100 por ciento de sus graduandos perdió el año 2009 matemática y el 8 por ciento ganó lectura.


    “Las pruebas (del Mineduc) lanzan resultados equivocados, son una farsa”, protesta Esbin Mejía, secretario y asesor del Círculo. Dice que no es correcto que se hagan exámenes genéricos, los mismos para estudiantes de bachillerato que de secretariado, cuando los primeros llevan clases de matemática y los segundos llevan varios años sin practicarla y que son adecuadas a la realidad de este país en el que hay 236 carreras de diversificado.


    El educador también se queja que el Mineduc le recrimina a los colegios privados que no están a la altura de la calidad educativa esperada, pero el problema, señala, viene desde la primaria.


    El currículo de los institutos de fin de semana lleva mucho tiempo sin oxigenarse ni desarrollarse, admite Enrique Cortez, jefe de Digecade del Mineduc. Pero las autoridades educativas están conscientes que el diversificado sólo es el último eslabón de un proceso educativo deficiente que comienza desde los contenidos y la metodología utilizada en la primaria, la poca preparación del docente y el mal aprovechamiento del tiempo en clase.


    Luisa Müller, jefa de la Dirección General de Evaluación e Investigación Educativa (Digeduca) resalta que con la implementación del nuevo Currículo Nacional Base (CNB), enfocado en competencias, se espera que poco a poco suba de nivel la calidad del aprendizaje. El CNB sólo se ha instaurado en la primaria y el otro año llegará a los básicos.

    Acciones para mejorar

    A partir de los resultados de las pruebas a sus graduandos, la mayoría de colegios implementa acciones para elevar los promedios, por iniciativa propia y por la presión de algunos padres que piden cuentas y resultados.


    Guillermo González, presidente de la Asociación de Colegios Privados (ACP), que reúne a 100 establecimientos, varios de ellos punteados con las mejoras notas de graduandos, cuenta que en el colegio que él dirige optó por contratar el año pasado a una coordinadora de matemática y hacer pruebas a principios y finales de año (antes de la evaluación del Mineduc) para medir si los alumnos mejoraban. También establecieron períodos para pulir la comprensión lectora. Otros colegios de la asociación, cuenta, han agregado un período adicional a la semana específicamente para preparar a los graduandos para la prueba del Mineduc.


    Pero también hay que tomar en cuenta, resalta, que algunos colegios obtienen notas excelentes porque sólo admiten a estudiantes excelentes. “Alguien tiene que hacerse cargo de los alumnos con dificultades de aprendizaje. No es que quiera justificar a los colegios pequeños, pero tienen su mérito porque atienden a esos jóvenes que desecha el sistema público y los grandes colegios. El reto es buscar las maneras creativas de mejorar su aprendizaje”, expone.


    Pero hay una pregunta que queda en el aire: ¿Qué debería hacer el país con los colegios que año tras año gradúan a jóvenes que no sólo saben poco, poquísimo, sino que no saben aplicarlo y sacan cero en las evaluaciones? ¿Deberían sancionarlos? ¿ordenar su cierre?


    El viceministro de Diseño y Verificación de la Calidad Educativa, Miguel Ángel Franco, es enfático al explicar que las pruebas de calidad educativa no tienen el propósito de penalizar,  sino reflejar el estado de la calidad educativa para diseñar políticas. Pero ¿es justo para los estudiantes, sus padres y para el país darles un título que no significa nada? Hay quienes opinan que no y utilizan el término “estafa”, porque se está pagando por algo que no se recibe.


    La propuesta más escuchada es que el Mineduc detecte los establecimientos con bajos rendimientos y les pida un plan para mejorar sus notas en un plazo de determinados años y les dé acompañamiento y les exija mejorar. Pero si vencido el tiempo no han hecho nada, sí deberían cerrarse, propone además María del Carmen Aceña, la ex ministra de Educación que implementó las pruebas a los graduandos.


    A corto plazo, los establecimientos en general le han requerido en numerosas ocasiones al Mineduc que entregue con más rapidez los resultados de las pruebas a graduandos (se divulgan con un año de atraso) y que estos sean vinculantes; es decir, que tengan relación con las pruebas de admisión en las universidades para que los alumnos se esfuercen más al responderlas. Las pruebas de ubicación de la Universidad de San Carlos, por ejemplo, reflejan una baja calidad educativa (el 20 por ciento pierde lectura y el 60 por ciento, matemática), pero no tan mala como las de los graduandos.


    Franco, el viceministro de Calidad Educativa, reconoce que deben ser más ágiles para procesar los resultados y enumera las acciones que la cartera ha tomado para elevar la calidad educativa del país, como la puesta en marcha de un programa nacional de lectura y de matemáticas, y la distribución de más de 11 mil cuadernillos “De la evaluación a la acción” para enseñarle a los docentes de primaria cómo preparar a los niños para las pruebas.


    Sin embargo, la clave de la calidad educativa está en la intervención directamente sobre cada escuela. Y, más específicamente, el factor de cambio son los maestros. “El 60 por ciento de la calidad educativa depende de un buen maestro, más que de recursos en el aula y la infraestructura de la escuela. El maestro es la clave”, asegura Aceña. 


    El problema, el grande, es que la oferta de docentes en Guatemala supone grandes deficiencias. Según los exámenes que toman los docentes al optar a una plaza en el Mineduc, 6 de cada 10 no ganan matemática ni lectura. Hay un excedente de profesores para primaria, pero escasean los aptos y competentes para dar clases en secundaria y diversificado. En esas circunstancias, hablar de calidad educativa es como levantar castillos en el aire: no hay cimiento para construirla.

    Paola Hurtado phurtado@elperiodico.com.gt

    6 noviembre 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Lo bueno, lo malo y lo feo que señaló el FMI

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251146/

    Crisis y deterioro de la Marimba de Concierto de Bellas Artes

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251145/

    Hacer las maletas y abandonar el nido, ¿a qué edad?

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251144/

    Ministerio de Finanzas se rehúsa a entregar información pública

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251143/

    Los niños de la frontera: atrapados en el limbo

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251142/

    Gourmet : Costillas de cerdo al romero

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251141/

    El peso extra de vivir en zona roja

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250734/

    Una tienda duty free rodeada de polémica

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250729/

    La arriesgada aventura de los migrantes

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250733/

    ¿Por qué no gana la izquierda en Guatemala?

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250732/

    La corresponsabilidad migratoria

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250731/

    Sin gasolina para extranjeros en Potosí

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250730/

    Gourmet: Camarones al ajillo

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250735/

    Petapa gasta Q351 mil en “servicios de futbolistas”

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250344/

    El extraño caso del megapartido y sus perritos falderos

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250343/

    Tarjeta roja

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250342/

    La I Guerra Mundial: 52 meses de matanzas

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250346/

    Gourmet: Pollo en salsa de coco y camarón con casabe

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250348/

    El hombre que vio llorar a Árbenz

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250016/

    Obituario: Amerigo Giracca, el arquitecto humanista

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250019/

    Cuatro tareas estratégicas del Estado

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250015/

    ¿Sabe usted el costo del crecimiento económico?

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250014/

    El reto de generar confianza

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250013/

    El salar de Uyuni

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250017/

    Gourmet : Lomito en salsa de queso azul

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250018/

    Con B de “Breakdance”

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249630/

    Obama ante su espejo: Guatemala

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249633/

    “El vikingo”... nuestro asesino (parte II)

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249631/

    El costo del desarrollo social

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249632/

    La peligrosa ruta clandestina de los menores que migran solos a EE. UU.

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249629/

    Gourmet: Pollo en salsa de champiñones

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249628/

    Ley contra Femicidio: Entre la protección tutelar y la tergiversación

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249278/

    La democracia republicana

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249277/

    El territorio nacional minado de conflictos sociales

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249276/