Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 04 de noviembre de 2011

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    César A. García E.

    ¿Si usted se enferma, qué medicina toma?

    El DRAE define “peor”, así: “De mala condición o de inferior calidad respecto de otra cosa con que se compara; contrario a lo conveniente”. Me queda clarísimo que así como muchos guatemaltecos han abrazado la deformación de nuestro idioma, al aceptar que ignorantes pongan de moda expresiones como “presidenta”, “niños y niñas”, “guatemaltecos y guatemaltecas”… lo cual nos llevará –pronto– a escuchar “habitantes y habitantas”, “estudiantes y estudiantas”… de igual manera hemos creído que existe diferencia entre “peor y menos peor”, lo cual es tan fachoso como decir “más mejor”.

    En cada reunión, últimamente escucho que hay que votar por “el menos peor”, refiriéndose mis interlocutores a Pérez; a uno de ellos le pregunté: Si te enfermaras qué medicina tomarías ¿La peor o la menos peor? Solamente me he encontrado con una persona que vehemente defiende la candidatura de Otto y Roxana… el resto afirma que “no les convence ninguno de los dos binomios… pero hay que votar por Pérez”. Cuando cuestiono que votar por quien no nos convence, es ir contra nuestros principios, recibo –frecuentemente– la áspera sentencia: “Si no vota o vota nulo, entonces será responsable de que Baldizón gobierne”. Saliendo anteayer de una reunión donde me dijeron más o menos eso, en el radio del carro, escuché el nuevo llamado de Baldizón, quien afirma que “votar nulo es apoyar el continuismo” y que votar por él significa el cambio. Se confirma así, que la tétrica “propuesta” –de ambos lados– es el borreguísimo irreflexivo.

    Jamás podría yo votar por Baldizón, su inconsistencia y la rosca de roñosos que se le anexó –muchos de ellos responsables de que nuestra deuda soberana se haya incrementado en un 50 por ciento… mientras nuestros niños desnutridos crónicos ¡un millón! siguen condenados a una cadena perpetua de limitaciones– es suficiente motivo para rechazar esa fétida alianza. Pero tampoco puedo votar por Pérez, porque no tiene sustento, porque –como Baldizón– se ha dedicado a la demagogia, ofreciendo el oro y el moro… a sabiendas que encontrará unas finanzas públicas precarias; la melcocha que se unió a Pérez, es nada atractiva, respóndase usted ¿Qué hace que quienes antes lo criticaron como Adela y Harold, hoy se le peguen?… el oportunismo. No puedo votar por ninguno –sin importar quien luzca más cachimbiro– porque ambos han violado la ley, ostentan fortunas misteriosas, no han transparentado sus financistas y contravienen la normativa electoral, menospreciando al flojo TSE.

    Votar por ellos, significaría botar mis convicciones; validar un proceso viciado que favorece el dinero oscuro y el vacío de propuesta, así como el empoderamiento del mitómano y el amoral… sería creer que Guatemala tiene alguna esperanza con gente que asegura que cambiará el país, pero no dice: ¿Cómo y cuándo? Tampoco toma en cuenta cuánto cuesta llevar a cabo sus timadoras ofertas. Ganará Otto o Manuel, perderá el pueblo y se consolidarán –los amigos de ambos– las Torres y Joviel. ¡Piénselo!

    César A. García E.

    3 noviembre 2011

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    César A. García E.

    Si Otto Pérez gana

    Gustavo Berganza

    ¿Tendrá razón Arce?

    Luis Figueroa

    El Ku Klux Klan en Pana

    Carol Zardetto

    Dilema

    Álvaro Castellanos Howell

    Voto por la educación

    Roberto Moreno Godoy

    La confesión de Condoleezza

    Andrés Oppenheimer

    El final del juego

    Juan Luis Font

    OPINION

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    ¿El menos peor? ¡Por favor!

    Publicado:(2011-11-04)

    /es/20111104/opinion/203110/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/