Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 02 de marzo de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Dejen tranquilo a Arjona

    Gustavo Berganza

    Que diga Fito Paez lo que quiera. El ha debido cancelar conciertos.

    Ricardo Arjona no pretende ser un teórico de las ciencias sociales ni un especialista en estudios culturales. Tampoco ha hecho canciones sobre la base de poemas, porque no se considera poeta. Lo suyo no es el cambio social, ni la destrucción del capitalismo salvaje ni la reforma del sistema político. Y tampoco tendría porqué serlo.

     

    El es un trovador. Como tal, su afán es componer canciones y cantarlas. Le gusta, como a cualquier artista popular, que sus discos se vendan y que la gente que va a sus conciertos pase un rato agradable. Le encantan los aplausos y goza cuando las multitudes corean sus baladas. Ricardo no es Billy Graham ni Benedicto XVI, porque no quiere “convertir” a sus fans a su credo. Solamente quiere agradarles, compartir su estética particular, que a algunos les gusta y a otros no.

     

    No quiere eso decir que Ricardo sea una persona despreocupada por la humanidad. Que no se dé ínfulas, como Bono, que igual opina sobre la globalización, la crisis de la deuda en Europa o el hambre en África, no implica que sea insensible a lo que le rodea. Ricardo es un hombre que da porque es generoso, no como parte de una estrategia de imagen. Gracias a él, la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de San Carlos, en donde él estudio publicidad en la segunda mitad de 1980, pudo contar con su primer laboratorio de computación.

     

    Ricardo nunca ha olvidado de donde viene, ni las grandes dificultades que tiene que afrontar un muchacho de provincia con vocación artística. Por eso, porque no olvida sus orígenes dotó de instrumentos al coro infantil de Zacapa y a escuelas en Sololá, Petén, Izabal,  San Marcos y Suchitepéquez. No olvidemos que las ganancias del último concierto de su gira “Quinto Piso” las donó para ayudar a los damnificados de Agatha.

     

    Y el que no sea un músico académico, no le inhibe de apreciar el enorme talento de compositores eruditos como Joaquín Orellana, a quien admira de manera incondicional. Ricardo, al enterarse de que el maestro Orellana tenía problemas de audición, le compró un sofisticado aparato que le ha devuelto a Joaquín la posibilidad de gozar de nuevo de los sonidos ambientales de la realidad guatemalteca, que son la base de sus riquísimos frescos sonoros.

     

    Todo esto no lo podría hacer Ricardo si no contara con los ingresos que le rinden sus discos, sus derechos de autor –hay muchas canciones suyas que han sido grabadas por otros cantantes–, sus conciertos y lo que ahora le paga Cabcorp por esa campaña que tanta roncha ha desatado en Guatemala.

     

    Que diga Fito Páez lo que quiera, que digan sus críticos que sus canciones tienen rimas forzadas y facilonas. Tienen el derecho de hacerlo. Pero a diferencia de Páez, que ha tenido que cancelar conciertos porque no llena el cupo para pagar los gastos, Arjona llena el Madison Square Garden, el Mateo Flores, la Quinta Vergara en Viña del Mar y el Luna Park en Buenos Aires. Y, además, me consta que Ricardo quiere mucho a Guatemala porque ha ayudado a muchos connacionales a mejorar sus condiciones de vida. ¡Dejen de joderlo!

     

    www.gustavoberganza.com

    Gustavo Berganza

    1 marzo 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Dejen tranquilo a Arjona

    Gustavo Berganza

    36 Semanas

    Por Roberto Moreno y Aníbal Vargas (*)

    Cuatro cosas buenas

    Luis Figueroa

    La mesa está servida

    Juan Luis Font

    Tecnología y vileza

    Álvaro Castellanos Howell

    Como moco en la pared

    César A. García E.

    Tiempos para recordar

    Carol Zardetto

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/