Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 13 de abril de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ¡Seriedad, no demagogia!

    César A. García E.

    El principio de toda lucha es conceptual. 

    Viendo las noticias el miércoles por la noche, noté con entusiasmo el inicio del esfuerzo “Todos tenemos algo que dar”, el cual convoca a jóvenes para que convivan con familias desnutridas; el lanzamiento mercadológico todo un éxito… pero existió un pequeño-gran detalle que me causó desazón y me olió a demagogia;  fue escuchar el encargado de la SESAN decir casi textualmente: “Queremos formar un grupo comprometido que reaccione ante brotes de desnutrición aguda y desnutrición crónica”… afirmación que demuestra falta de conocimiento del monstruoso problema de la desnutrición crónica infantil que nos ubica –como nación– a la zaga de toda Latinoamérica y en tercer lugar a nivel mundial, por debajo –solamente– de Yemen y Afganistán; además  nos vende al mundo como un país indiferente ante el desperdicio de lo  más valioso… la vida y el talento humano.

     

    Celebro todo esfuerzo que tienda por erradicar la vergonzosa desnutrición crónica de nuestra tierra; un mal que avasalla a la mitad de nuestros niños menores de cinco años, sometiéndolos a una muerte en vida… convirtiéndolos en una subespecie, destinada a vender artesanías y salir en postales. Niños que luego son jóvenes ineptos para el aprendizaje por poseer un cerebro subdesarrollado que debió formarse durante los primeros cinco años de vida… pero no lo logró por la pésima ingesta. La solución al problema implica compromiso como prioridad uno     –no dos ni tres ni quince– de parte del gobierno; también visión de largo plazo, educación a la madre, en temas de higiene, alimentación y control de talla y peso de sus pequeños; además políticas de salubridad públicas que terminen con las recurrentes infecciones que matan a miles de niños desnutridos crónicos. 

     

    El principio de toda lucha es conceptual, se tendrá éxito si se conoce la dimensión del problema y su naturaleza. Por ello que me causó infausta sorpresa ver que “el líder” del esfuerzo se refiere a “brotes” de desnutrición crónica. Este concepto, señor Monterroso, es correcto solo en la desnutrición aguda que surge –cíclica o eventualmente– como consecuencia de falta de alimentos, por sequía y otros motivos… pero un mal crónico no admite “brotes”. La desnutrición crónica infantil que no se traduce en niños cadavéricos, sino en niños de talla y peso no acorde a su edad que hasta pueden lucir “gorditos”…  ha estado en nuestro país –más o menos en los mismos niveles– durante décadas… porque es “crónico”, término que explica algo “habitual”… un padecimiento perenne y casi invisible. El tema es menester abordarlo con seriedad, para que la cosa no quede –como siempre–  en “Mucho ruido y pocas nueces”. ¿Y usted qué hace dirán mis críticos? Todo lo que mi conciencia me dicta… pero no voy a publicarlo, estoy persuadido que usted –estimado lector– y yo, teniendo el privilegio de contar con un cerebro normal, estamos en deuda con el millón de nuestros niños desnutridos crónicos y en riesgo de quedar descerebrados . ¡Piénselo! 

    César A. García E.

    12 abril 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Rox-Sandra

    Gustavo Berganza

    ¡Seriedad, no demagogia!

    César A. García E.

    ¡Oh, sorpresa!

    Álvaro Castellanos Howell

    Viernes 13

    Luis Figueroa

    La ausencia de Cuba en la Cumbre

    Andrés Oppenheimer

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?
    Si
    No

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/