Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, sábado 14 de julio de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Universitario Ilustre

    José Miguel Argueta

    Jose Rubén Zamora Marroquín

    El Consejo Superior de la Universidad de San Carlos de Guatemala a propuesta del ingeniero civil, Murphy Olympo Paiz Recinos, decano de la Facultad de Ingeniería, entregó en un solemne acto, este viernes 13 de julio de 2012, en el Salón Mayor del Museo de la Universidad “Adolfo Mijangos López”, el pergamino con la distinción de Universitario Ilustre y a su vez la Facultad de Ingeniería una distinción conjunta por los arrestos, energía y carácter al ingeniero industrial Jose Rubén Zamora Marroquín.

     

    En palabras del decano de Ingeniería, la acreditación y valía de la Usac se ve reflejada en el reconocimiento internacional que tienen sus egresados. Jose Rubén, con osadía, esfuerzo, valentía y coraje ha sabido enfrentar el ímpetu cobarde de las arbitrariedades de las fuerzas del mal en Guatemala y ha sido por su labor reconocido mundialmente como mensajero de paz. En su discurso Jose Rubén Zamora reconoce que no son las palabras sino las acciones las que verdaderamente transforman la vida de los seres humanos. En Guatemala hay muy pocos que mantienen el código de dignidad, de libertad y de responsabilidad individual que nos hace verdaderos hijos de instituciones como la Usac y por extensión de los seres humanos.

     

    Las personas sobresalen, hacen escuchar su voz, se vuelven fuertes y poderosos, cuando saben que únicamente respetando la esfera privada de cada quien y con valentía procuran arriesgarlo todo para conservar la paz. El homenaje a este campeón de la libertad de Prensa Siglo XX se hace en un Salón de la Universidad que honra la memoria de Adolfo Mijangos López, otro hijo ilustre de la Universidad.

     

    Jose Rubén Zamora Marroquín es ahora “universitario ilustre” de la Universidad de San Carlos de Guatemala, porque con su esfuerzo propio, valor, esperanza y trabajo pudo elevarse a una posición sobresaliente y que jamás ha deseado considerarse un hombre común o un ciudadano conformista. Como él mismo lo dijo en su discurso, quizá el conocimiento técnico que algún día obtuvo en el aula universitaria y que en principio valió su formación universitaria, ha pasado a un segundo plano. Sin embargo, los valores que no poseen los arrogantes, los envidiosos, se vuelven en la brújula que indica el plus ultra que marca las columnas imaginarias de Hércules y cuyo lema de coraje hace suyo la Usac.

     

    En Guatemala la clase pensante y crítica universitaria fue conducida dentro de las propias aulas del alma máter, como bien lo resaltó Jose Rubén, a la muerte, igual que en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau.

     

    Son los universitarios como Jose Rubén Zamora Marroquín los que con su existencia representan un peligro para los tiranos y que gracias a su buena estrella no siguió la suerte de muchos de los estudiantes y profesores de su tiempo que fueron hostigados, acorralados, amenazados y exterminados.

    José Miguel Argueta

    13 julio 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Estudiantes críticos tienen algo qué decir

    Rosalinda Hernández Alarcón

    ¿161 diputados?

    elPeriódico

    Universitario Ilustre

    José Miguel Argueta

    Burbujas globalizadas

    Amilcar Alvarez

    ¿Diplomacia complaciente?

    Acisclo Valladares Molina

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/