Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, jueves 16 de agosto de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    La prioridad olvidada (III)

    ARMANDO DE LA TORRE

    Un joven de Alta Verapaz nos acaba de recordar la prioridad que habíamos olvidado.

    Erick Barrondo ganó una medalla de plata en los Juegos Olímpicos. Lo que equivale a decir que se preparó tenazmente por años para competir en pie de igualdad con muchos otros y bajo exactamente las mismas reglas.

     

    No importó la pobreza de su familia; tampoco la ausencia de apoyo oficial. Sencillamente bastó su voluntad individual de superar toda clase de obstáculos, se sometió al juicio de unos desconocidos, y triunfó.

     

    Esa es precisamente nuestra prioridad olvidada: el fomento del espíritu competitivo. Pues, al contrario, lo queremos todo rápido, fácil y… gratis. Enteramente lo opuesto a ese espíritu que animó a Barrondo. Nuestros establecimientos educativos nacionales están permeados, desde la escuela de párvulos hasta la Usac, de valores que contradicen a los que llevaron a Barrondo a la gloria olímpica.

     

    Dada la terca demagogia de Sandra Torres, cuando se valió de su parentesco con Álvaro Colóm para neutralizar todo atisbo de excelencia personal en nuestro sistema educativo estatal, e imponer una gratuidad degradante para cuerpos y espíritus a todos los niveles de enseñanza, quiero empezar por la cima en la educación pública: la Usac.

     

    El Artículo 84 de la Constitución vigente duplicó, con respecto a la anterior, la asignación presupuestaria anual para tal institución del Estado: “Corresponde a la Universidad de San Carlos de Guatemala” –estatuye– “una asignación privativa no menor del 5 por ciento del presupuesto General de Ingresos Ordinarios del Estado, debiéndose procurar un incremento presupuestal adecuado al aumento de su población estudiantil o al mejoramiento del nivel académico.” Traducido a este momento, a la Usac le corresponde este año 2012 la suma nada despreciable de Q1,558 millones 491 mil 588.00.

     

    Ello es el quíntuplo de la suma total de los presupuestos de las 12 universidades privadas del país tomadas en conjunto, aunque el número anual de graduados en estas últimas instituciones se aproxime al número de los que egresan de la Usac. No se suele tener en cuenta la calidad de la educación recibida en ellas, como sí lo hace la evaluación competitiva del mercado profesional de los diplomas respectivos, o aun de los propios estudiantes.

     

    ¿Dónde sería de esperar ese espíritu competitivo de Erick Barrondo? Obviamente en las universidades privadas, pues a la hora de elegir dónde estudiar una carrera resulta claro que donde todo le cuesta contablemente a un estudiante está siempre obligado a competir con los demás, mientras que donde puede obtener lo mismo sin costo alguno –pues son otros quienes pagan por él– no se verá tan incentivado a competir por recursos que, además, para todo el resto de los mortales son escasos.

     

    Dado que en Guatemala los talentos abundan, pero para muchos el dinero brilla por su ausencia, resulta razonable que haya instituciones educativas (a cualquier nivel) accesibles sin pago para quienes carecen de todo soporte económico. Pero, ¿por qué canalizar los fondos de los contribuyentes hacia sólo una institución, en este caso, la Usac? ¿Por qué no abrir la convocatoria a becas para que el estudiante mismo seleccione la institución a la que quiere asistir? Entonces incursionarían todos por un mercado de veras competitivo.

     

    Se podría convocar universalmente a exámenes de ingreso a los aspirantes a la educación superior que documenten su necesidad de ayuda económica y que, de acuerdo a calificaciones mínimas, los estudiantes escojan la universidad en la que prefieren obtener una licenciatura, con cargo a ese 5 por ciento constitucional. Por supuesto, que el subsidio medio por estudiante lo acordarían las universidades entre sí, y en los casos que superen ese promedio acordado el saldo correrá por cuenta del estudiante.

     

    Todos ganaríamos. Porque el nivel general de los estudios superiores tendería al alza de su calidad, y los catedráticos que rehúsen a esforzarse a mejorar su oferta docente terminarían por quedarse sin alumnos. Igualmente, los estudiantes que no alcanzasen la puntuación mínima requerida no gozarían de subsidio.

     

    Así ganó Erick Barrondo su medalla de plata, en competencia con muchos atletas mejor alimentados y entrenados que él. Así saltaría en poco tiempo Guatemala del tercer al primer mundo, y de una solitaria medalla olímpica a tantas como las que ganan países que le son comparables en población, dígase Holanda o Cuba.

     

    (Continuará)

    ARMANDO DE LA TORRE

    16 agosto 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Ángel Alfonso Tzul

    MIGUEL ÁNGEL ALBIZURES

    Para comprender Guatemala (parte III)

    F. ROBERTO GUTIÉRREZ MARTÍNEZ

    Evitar no es cobardía

    FELIPE VALENZUELA AJKEM / TEJEDORES

    La prioridad olvidada (III)

    ARMANDO DE LA TORRE

    Barillas + treinta y tres

    HELMER VELÁSQUEZ

    Drogas en las colonias

    MÉNDEZ VIDES

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/

    Los niños migrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251437/

    Cuadrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251436/

    ¿Emergentes o maduras? 

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251435/

    Más deuda programada

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251377/

    El TSE, desafiado

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251376/

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/