Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, domingo 19 de agosto de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    DOMINGO

    Aquí se enseña español

    Cientos de estudiantes extranjeros vienen a Guatemala atraídos por la oportunidad de conocer otro país, sumergirse en su cultura y aprender español. Pero otros miles dejan de venir por aquella vieja advertencia a los viajeros: cuidado, es peligroso.

    En Estados Unidos es verano y en Guatemala las academias de idiomas se preparan para recibir a los vacacionistas deseosos de aprender español.

     

    Buscan el sistema personalizado, un acento fácil de comprender, la posibilidad de conocer un país y precios muy, pero muy bajos (los cursos son mil dólares más baratos que en Perú o Argentina). Estos son los imanes que atraen a personas de entre 18 y 35 años, mujeres en su mayoría (6 de cada 10), según el estudio “Marketing en el sector turístico: Las escuelas de Español en Guatemala”, de Angelina Emig, en 2010.

     

    En Antigua Guatemala se abrió el primero de estos centros educativos, el Proyecto Lingüístico Francisco Marroquín (PLFM). Es una ciudad para caminar y la presencia de más extranjeros le permite al visitante sentirse menos ajeno. Quizá por eso sea el lugar con más academias, 70, seguida por Quetzaltenango, Sololá, Alta Verapaz, Petén, Huehuetenango y la Ciudad Capital, según datos del Inguat.

     

    En los noventa era tal la demanda que abrieron decenas de escuelas. Pero, en el primer decenio del siglo, la violencia y la recesión económica detuvieron su crecimiento. Los viajeros hacia Centroamérica, especialmente hacia Guatemala, disminuyeron.

     

    Hace 40 años…

     

    En su memoria permanece el recuerdo la falda negra debajo de la rodilla, blusa blanca perfectamente planchada y un pañuelo al cuello: su primer uniforme de maestra de español. “Ahora los profesores van con jeans y tenis”, suspira Ana María Solórzano.

     

    Fue una de las primeras maestras en el PLFM. Ella no olvida a los excéntricos jovencitos que deseaban aprender a comunicarse con los sandinistas de Nicaragua, tampoco a los miembros del Cuerpo de Paz que se instalaron en el país a inicios de los setenta. Y los marines estadounidenses anclados hasta ocho meses en tierra firme.

     

    Las escuelas de español se contaban con los dedos de una mano. Pero fue el PLFM, fundado en 1969, que aportó 3 elementos fundamentales que serían replicados casi 50 años después: el pénsum de estudio, la metodología personalizada de trabajo –en países como España las clases son grupales– y la incorporación de extranjeros en casas de familias locales, enumera Ángel Arturo Miranda, presidente de la Gremial de Escuelas de Español de Sacatepéquez.

     

    El sistema de inmersión total atrajo a Jochen Sigg, un ingeniero industrial de 26 años, alemán. “Es la segunda vez que vengo a Guatemala, pero la primera que aprendo español”, dice. Solo se graduó de la universidad, tomó sus maletas, se inscribió en la Academia Sevilla, Antigua Guatemala, y planeó un viaje por Centroamérica y México. “Un idioma se aprende más rápido cuando se utiliza en situaciones reales”, explica Luis Lobos, coordinador del Programa de Desarrollo Profesional del Centro de Aprendizaje de Lenguas de la Universidad de San Carlos (Calusac). Es más difícil recrear escenarios dentro de cuatro paredes, añade.

     

    Otros fueron los motivos de Emily Osborne para venir al país en octubre del año pasado. La Arbor University, de la que egresó como economista global, tiene un convenio con la academia La Unión: 3 meses para aprender español más trabajo voluntario en comunidades de Sacatepéquez, a cambio de créditos universitarios. La experiencia le gustó tanto que decidió regresar.

     

    A pesar de que muchos extranjeros como Osborne y Sigg han tenido experiencias satisfactorias, a los directores de las academias les preocupan los asaltos a sus estudiantes –que son cada vez más comunes. El domingo pasado asaltaron en el autobús a un australiano de 25 años que viajaba hacia Quetzaltenango, cuenta Julio Lima, presidente de la Asociación de Escuelas de Español de ese departamento.

     

    Algunas Embajadas recomiendan a sus ciudadanos evitar viajes hacia Guatemala. En Canadá, Estados Unidos e Inglaterra alertan a sus viajeros; en Alemania firman un documento de descargo cuando vienen.

     

    Las consecuencias

     

    En 1997, Guatemala y Perú recibían la misma cantidad de visitantes anuales: 600 mil. Quince años después, Guatemala recibe un millón 800 mil personas; Perú duplicó esa cifra, asegura Ana Smith, ejecutiva en turismo.

     

    Las explicaciones abundan: cambios de directiva cada 2 años, por lo tanto no hay seguimiento a los planes de trabajo, falta de promoción en el extranjero (de las 48 escuelas inscritas en el Inguat solo 3 o 5 asisten a ferias lingüísticas internacionales), no se impulsan esfuerzos como gremio, y una oficina de Relaciones Públicas que contrarreste las malas noticias con otras positivas, dice Smith.

     

    Lucía Morales, encargada de las escuelas de español en el Inguat, tiene a su cargo un estudio para conocer mejor a este segmento, solo cuenta con información de Sacatepéquez. “Asumí el cargo hace un mes y no existía información estadística”, se excusa.

     

    Pero el mejor referente para el viajero no es la página del Inguat, sino el lugar en donde la información se riega como pólvora en cuestión de segundos: Internet. Lonelyplanet.com o cactuslanguagetraining.com son dos foros de referencia para viajeros que buscan las mejores opciones de cursos; Colombia, México, Perú, Ecuador y Costa Rica, los más recomendados. Siempre hay quien recomiende Guatemala por el precio y el acento “más limpio”, dicen los usuarios pero nunca falta el “ojo: es peligroso”.

     

    Los afectados inmediatos son el 85 por ciento de los antigüeños que dependen del turismo, dice Carlos René Aguilar, director de la Academia Sevilla.

     

    El año pasado, en un estudio presentado por Corporación Latinobarómetro, el 42 por ciento de mexicanos encuestados admitía ser víctima de un delito en los últimos 12 meses. Le seguían Perú, 40 por ciento; Argentina, 39; Costa Rica, 38; Colombia, 38; Bolivia, 37; Honduras, 36; y Guatemala con 35 por ciento. “Los mexicanos tienen sitios específicos de turismo y estas áreas son protegidas con recelo por las autoridades”, asevera Smith.

     

    Los retos son muchos y es necesario algo más que un grupo de guardaespaldas momentáneos para contrarrestar los efectos de la delincuencia. A pesar de programas como Asistencia al Turista (Asistur), los ataques no han mermado.

     

    Retos

     

    En el patio de la Academia Sevilla hay 15 cubículos pintados de amarillo y rojo teja en los que los estudiantes interactúan con sus profesores. Son las 9:00 de la mañana. Parece una reunión de Naciones Unidas: belgas, alemanes, asiáticos, estadounidenses… ¿A quién se le facilita el aprendizaje del español? “A aquellos cuyo idioma tenga reglas gramaticales cercanas al español, a un alemán se le dificultará más que a un portugués, y a un chino más que al alemán”, responde Raquel Montenegro, subdirectora de la Academia Guatemalteca de la Lengua. Pero los maestros no comparten esta explicación: a veces los estudiantes asiáticos llevan la delantera a norteamericanos y europeos, porque son más disciplinados.

     

    La formación de los docentes de español consta de un diplomado, el cual imparten las universidades de San Carlos y Landívar. En sus manos está el aprendizaje de profesionales y estudiantes que, por US$225 semanales, perfeccionan su pronunciación e incluso ganan créditos para cursos universitarios.

     

    Los maestros de 30 academias tienen una red de contactos con universidades de Estados Unidos y Canadá, escuelas secundarias, Cuerpo de Paz y ONG para que los estudiantes reciban un semestre completo en licenciaturas de Estudios Latinoamericanos, Historia del Arte, Economía, e incluso Medicina en sus instalaciones, comenta Ángel Miranda, director del Centro Lingüístico Maya.

     

    Esta semana, las 30 escuelas mejor posicionadas en Antigua Guatemala recibieron a 500 estudiantes, estima Andrés Cholotío, director del Proyecto Lingüístico Francisco Marroquín. Mil oídos atentos al “árbol genealógico –el idioma– de la nación”, citando al poeta inglés Samuel Johnson. Los mismos que esperan gozar de unas vacaciones placenteras y educativas... y no tener un verano peligroso.

    Susana de León • sdeleon@elperiodico.com.gt

    18 agosto 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION

    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Lo bueno, lo malo y lo feo que señaló el FMI

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251146/

    Crisis y deterioro de la Marimba de Concierto de Bellas Artes

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251145/

    Hacer las maletas y abandonar el nido, ¿a qué edad?

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251144/

    Ministerio de Finanzas se rehúsa a entregar información pública

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251143/

    Los niños de la frontera: atrapados en el limbo

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251142/

    Gourmet : Costillas de cerdo al romero

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251141/

    El peso extra de vivir en zona roja

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250734/

    Una tienda duty free rodeada de polémica

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250729/

    La arriesgada aventura de los migrantes

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250733/

    ¿Por qué no gana la izquierda en Guatemala?

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250732/

    La corresponsabilidad migratoria

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250731/

    Sin gasolina para extranjeros en Potosí

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250730/

    Gourmet: Camarones al ajillo

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250735/

    Petapa gasta Q351 mil en “servicios de futbolistas”

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250344/

    El extraño caso del megapartido y sus perritos falderos

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250343/

    Tarjeta roja

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250342/

    La I Guerra Mundial: 52 meses de matanzas

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250346/

    Gourmet: Pollo en salsa de coco y camarón con casabe

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250348/

    El hombre que vio llorar a Árbenz

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250016/

    Obituario: Amerigo Giracca, el arquitecto humanista

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250019/

    Cuatro tareas estratégicas del Estado

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250015/

    ¿Sabe usted el costo del crecimiento económico?

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250014/

    El reto de generar confianza

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250013/

    El salar de Uyuni

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250017/

    Gourmet : Lomito en salsa de queso azul

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250018/

    Con B de “Breakdance”

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249630/

    Obama ante su espejo: Guatemala

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249633/

    “El vikingo”... nuestro asesino (parte II)

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249631/

    El costo del desarrollo social

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249632/

    La peligrosa ruta clandestina de los menores que migran solos a EE. UU.

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249629/

    Gourmet: Pollo en salsa de champiñones

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249628/

    Ley contra Femicidio: Entre la protección tutelar y la tergiversación

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249278/

    La democracia republicana

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249277/

    El territorio nacional minado de conflictos sociales

    Publicado:(2014-06-15)

    /es/20140615/domingo/249276/