Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 04 de febrero de 2013

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    De ocho a cinco

    DINA FERNÁNDEZ

    El problema no es la jornada laboral.

    La vicepresidenta Roxana Baldetti se enredó en sus palabras la semana pasada, cuando convocó a una conferencia de prensa con el propósito de desmentir que haya pugna interna en el Partido Patriota.

     

    Hay veces que es mejor guardar silencio. Los buenos abogados suelen aconsejarlo: en los interrogatorios se debe responder exclusivamente a las preguntas formuladas, y es preferible si esas respuestas son tan breves como precisas, pues entre más se abre la boca, más oportunidades de que entren o salgan moscas.

     

    La señora Baldetti llegó a la conferencia ataviada con un pañuelo naranja, el color del partido oficial, en su posición de máxima autoridad de esa institución. Cuando se le cuestionó si estaba faltando al precepto constitucional de “representar a la unidad nacional”, argumentó que por encontrarse fuera del horario del Organismo Ejecutivo, es decir, “de ocho a cinco”, ella podía dedicarse tranquilamente a resolver los asuntos del partido.

     

    Esa declaración de la Vicepresidenta se convirtió en el epicentro de un terremoto de críticas. Los muchachos de Líder, por ejemplo, se dieron un banquete. ¿Ah sí? ¿De ocho a cinco? ¿Y después qué? ¿El país se queda sin quien gobierne mientras la Presidenta en funciones se dedica a darle pache pache a los niños díscolos del Patriota?

     

    No faltaron las comparaciones con algunos oficios donde el cumplimiento de la jornada laboral, al minuto exacto, es asunto cuasi religioso. Ahí nos imaginamos a la Vice, limándose las uñas en el escritorio, con la vista puesta en el reloj. O mejor aún, con playera de trabajo, los zapatos viejos sin amarrar y una pelota de fútbol, chata a fuerza de chamuscas, bajo el brazo.

     

    En el fondo, aquí el problema no es el largo de la jornada laboral. Sabemos que la mayoría de altos funcionarios del Ejecutivo trabaja bastante más de ocho horas, que están a disposición del mandatario en cualquier momento y que se les ha convocado para sesiones de Gabinete a horas inhumanas.

     

    El problema es más grave: estriba en la esencia de la misión de los dignatarios del país. Más allá de cuánto trabajan, preocupa para quién trabajan, con qué propósito. ¿Para servir al país, enaltecer el bien común? ¿O para promover intereses personales y particulares, que redundan en la acumulación de dinero y poder para ellos, sus padrinos y sus achichincles?

     

    Hay quienes piensan que no se puede pretender jamás que las personas actúen en beneficio de la sociedad, que pase lo que pase estarán motivadas primero por su propio interés. Esos mismos escépticos se reirían de nuestra tradición constitucional, según la cual resulta preferible que quienes ejercen la Presidencia de la República no sean, al mismo tiempo, los líderes de su partido político. Lindo el gesto, pero, ¿a quién pretendemos engañar?, sería el comentario.

     

    Yo sí conozco personas altruistas y no me resigno a la idea de que esa cualidad está prohibida en un político. Pero está claro que mientras eso sucede, al menos las formas deben guardarse.

     

    La Vicepresidenta se colocó a sí misma en una posición imposible, condenada a ser el centro de un enorme conflicto de interés. De ahí que si le toca sustituir al Presidente, ni de chiste debería ocurrírsele hacer una aparición pública como Secretaria General del Patriota.

     

    Por mucho que ella diga que pueda compartimentar sus horas, nos queda claro que no puede desdoblarse a sí misma. El problema no es que Baldetti sea Vicepresidenta de día y Secretaría General del Patriota de noche: el problema es que a todas horas toma decisiones en función de ambas calidades y eso, estoy segura, no puede ser bueno para el resto de guatemaltecos.

    DINA FERNÁNDEZ

    3 febrero 2013

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Genocida del siglo XX

    IRMALICIA VELÁSQUEZ NIMATUJ

    Agente caído

    JUAN LUIS FONT

    De ocho a cinco

    DINA FERNÁNDEZ

    Régimen de paz

    MARIO FUENTES DESTARAC

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/

    Los niños migrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251437/

    Cuadrantes

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251436/

    ¿Emergentes o maduras? 

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251435/

    Más deuda programada

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251377/

    El TSE, desafiado

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251376/

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/