Video: Motociclistas matan a policía en calle de Honduras

Guatemala, viernes 30 de agosto de 2013
EP

Uno de los sospechoso murió y otro fue detenido.


Elsalvador.com

El asesinato del policía de tránsito Joaquín Santos Arita, de 40 años, fue registrado en vídeo y varios medios locales lo han difundido.

 

Arita trataba de hacer cumplir la ley cuando dos motociclistas lo mataron a disparos en plena vía. En la grabación suministrada a dicho informativo aparecen cubiertos los rostros de los hechores.

 

El policía originario de Ocotepeque, luchó por su vida hasta el último minuto en un crimen público cometido el 7 de agosto de 2013 en el bulevar Centroamérica en el carril que conduce al centro de Tegucigalpa. Una vía muy transitada de la capital de Honduras.

 

El agente de tránsito ayudaba a cruzar la calle a una dama cuando se percató que dos jóvenes transitaban en una motocicleta y esperaban la luz verde de un semáforo para continuar su marcha.

 

En Honduras la ley prohibe desde el 15 de junio del 2012 que dos hombres se transporten en una motocicleta, por lo que el policía requirió a los sujetos, ambos de mediana estatura.

 

Como si nada ocurriera los hombres tratan de arrancar al escuchar el requerimiento del policía, que les pide los documentos.

 

Mientras el policía, al ver que no hay colaboración, les quita la llave de la moto y les indica a los sujetos que se estacionen correctamente y que se bajen.

 

Luego se da un forcejeo en el cual Arita se lleva la peor parte.

 

Minutos después otros policías motorizados que estaban en el sector dieron persecución a los sospechosos y los detuvieron en el bulevar Juan Pablo II, decomisándoles una pistola nueve milímetros y la moto.

 

Los detenidos son: José Edwin Mejía Bautista y José Edgardo González Aguilera. González Aguilera fue trasladado hasta el Hospital Escuela donde murió, pues también resultó herido. El otro guarda prisión.

Agregar comentario:

captcha

9 comentarios:

  • Javier : (2013-09-01 07:21:27 horas)
    Señores la ley permite actuar para evitar un mal mayor, si un agente de la ley esta en peligro se debe y se puede actuar contra los delincuentes sin temer nada siempre que este justificada y proporcionada la actuación. Si se hubieran atropellado a estos sinvergüenzas nada les hubiera podido pasar.
  • jose maria torres: (2013-08-31 21:00:56 horas)
    lamentable caso en nuestra sociedad
  • CESAR ACOSTA: (2013-08-31 12:18:37 horas)
    Es triste y lamentable que suceda este tipo de acciones, donde alguien que sin escatimar esfuerzos se atreve a cumplir lo que la ley manda y dos desgraciados delincuentes sin el minimo respeto por la vida, reaccionan de una manera bestial, arrebatandole la vida a alguien que hacia nadamas que cumplir con su trabajo. QEPD
  • julio caal: (2013-08-31 12:17:48 horas)
    que mal por las personas que pasan y solo se quedan viendo sin hacer nada, como dice el comentario anterior yo les hubiera dejado ir el carro encima. porque esas personas merecen morir. como matan al pobre policia. que mal por la seguridad de todo el mundo. y mas por las personas que no hacen nada teniendo la oportunidad de poder hacer algo. desgraciados los de la moto. condolencias a la familia de este pobre señor!.
  • ivon barrios: (2013-08-31 12:08:16 horas)
    todos miran y nadie hace algo k mal creo k eso esta en todos los paises no hay valentia en la gente todos esperan k alguien mas haga las cosas
  • Ashwan Perez Choc: (2013-08-31 03:05:39 horas)
    Tierras de desgracia estos países centroamericanos, da asco! Que Dios bendiga a los buenos!
  • Mario Gonzalez: (2013-08-30 23:40:03 horas)
    Creo que la gente alrededor lo pudieron haber ayudado, pero la cobardía estuvo antes, ellos son complises del asesinato por no alludar.
  • Mario Gonzalez: (2013-08-30 23:38:57 horas)
    Creo que la gente alrededor lo pudieron haber ayudado, pero la cobardía estuvo antes, ellos son complises del asesinato por no alludar.
  • ingrid asturias: (2013-08-30 21:26:09 horas)
    Personas que nada pueden hacer por el policia. Yo los hubiera atropellado allí mismo. Y encima lo dejan tirado allí sin que nadie haga algo por él
  • Más en esta sección