Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, domingo 03 de noviembre de 2013

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    DOMINGO

    César Millán, psicólogo de perros y humanos

    Aunque la excusa sea el mal comportamiento de la mascota consentida de la familia, una conversación con César Millán resulta en una inevitable mirada introspectiva que lleva al interlocutor a cuestionarse a sí mismo. La raza o comportamiento del canino suele ser lo de menos, el dueño cuenta la historia y los dramas, el perro la realidad. Su lema principal resume su oficio: “Entreno humanos y rehabilito perros”.

     

     

    Al televidente guatemalteco promedio podría resultarle extraño escucharlo en vivo. El fluido español con el que se presenta en su show contrasta con ese dejo del norte que le hace arrastrar la “r” y por ratos perderse en un “ammm”, que en español se traduce en un “eeeh”. Su programa televisado es doblado, ahí, frente a la prensa, se presentó sin equipo de producción y tomas editadas, tal como llegó a Estados Unidos, como un migrante indocumentado más.

     

    Entre los periodistas una chica le pregunta si en su show (ayer) resolverá preguntas personales del público –“¿Cómo cuál?” –le responde. La muchacha habla de su problema para sacar a sus perros a la calle pues les ladran a las personas que se acercan al portón. La audiencia habría esperado una respuesta tipo receta con estrictos pasos a seguir, en su lugar, Millán le devuelve la pregunta – “¿Por qué crees que sucede?”– ella se azarea.

     

    El Encantador de Perros explica que cada perro necesita tres cosas básicas: ejercicios, disciplina y afecto –“¿Cuál crees que le falta?” – “Si lo dices así, ejercicio”. Un perro es un predador por naturaleza, cuando está encerrado mucho tiempo se frustra, y eso los puede llevar a la agresividad o la depresión. “¿Por qué tu perro es agresivo? Esto es lo más difícil para el humano, hacerse dueño de lo que no estamos haciendo”.

     

    La chica intenta responder “bueno, no son agresivos, porque no han mordido a alguien, solo hacen como que lo van a hacer”. Antes que un canino ataque mostrará signos “Pero no muerde” –insiste ella –“Todavía no” –silencio– “¿Por qué tu perro es así? –“Sí, talvez por la frustración” –“¿Talvez?”. Millán dice que sus clientes aman a los perros, pero no son dueños de ellos, en vez de darles los tres elementos básicos, solo le dan afecto, afecto y afecto, eso les crea problemas psicológicos.

     

    “¿Mejor?” –“sí” –“¿Por qué tu perro es agresivo?” –“Porque no hace ejercicio”, responde más firme, como quien por fin acepta un problema. –“¿Él no hace ejercicio?” –“No lo saco a hacer ejercicio”. Se azarea un poco más, la audiencia aplaude para felicitar a la dueña de perros convertida.

     

    Después de la conferencia cada periodista tuvo algunos minutos para conversar con Millán, esto respondió.

     

    ¿Cómo aprendió a canalizar la energía de los perros?

    – Fue por mi abuelo. Cuando vives o creces en un rancho te dicen que debes tener cuidado con el burro, con el chivo, las gallinas. Todos son animales y sienten tu energía, por lo tanto no es que el perro sienta más que otros, hay gallinas que atacan gente que le tiene miedo a las gallinas. Más que nada es gente que nunca ha visto gallinas, la gente de pueblo, ¿cómo le va a tener miedo a una?

     

    La cuestión de energía es un lenguaje universal que todos los animales en el mundo entienden este concepto. El humano entiende el concepto verbal y escrito, así es como nosotros nos manejamos y comunicamos, pero realmente no nos enfocamos en la cuestión de la energía, cómo tú te sientes. Hay quienes les preguntas “Oye ¿cómo te sientes?” – “Bien”, pero no lo está, te están diciendo una palabra, en realidad el perro lo sentiría antes que tuviera esa expresión verbal. Para el mundo animal somos energía, el humano tiene que entender quién es él como energía, no como nombre o profesión, eso existe solo en nuestro mundo, no en el de ellos.

     

    ¿Cómo canalizaste este concepto hacia los perros?

    – Yo ya iba enfocado a querer aprender sobre perros. No sabía que sabía de perros y de un mensaje que podía reconectar al mundo. Iba con esa idea de que los estadounidenses me enseñaran a mí, era un poquito malinchista, porque uno piensa que los estadounidenses saben todo. Después me di cuenta que no sabían la simplicidad de llevar un perro sin correa, algo que para mí es totalmente natural.

     

    Hay que recordar que los inmigrantes no quitan el lugar de nadie, llenan espacios vacíos. Ese fue el espacio que yo encontré y decidí abrir una clínica de psicología para perros. Lo hice en un barrio, la gente me decía que no tendría clientes. Yo no lo veía así, lo veía como lo que representa Estados Unidos y yo estaba haciendo un negocio allá. La percepción que tú tengas en tu vida va a ser un cambio en tu vida. Si te sientes pobre vas a ser pobre… Mi show salió de un barrio, de un inmigrante que venía a aprender con los estadounidenses.

     

    Hace algunos meses se aprobó una ley que regula la tenencia de perros peligrosos, si alguien quiere tener un pit bull debe sacar una licencia ¿Qué opina?

    – Perfecto. Si vas a manejar un tráiler necesitarías cierto conocimiento, porque es un vehículo con más poder y puedes hacer más daño. Cuando tienes un perro que ha heredado tanto poder es importante que tú te enseñes a entender cómo manejarlo, para que no salga con agresividad. Creo que es un paso responsable, en Alemania debes tomar clases para educar perros, no importa qué raza sea, es obligatorio que te eduques. Por tanto, tienen otro estilo de vida donde pueden llevarlos en tren o autobús, porque el perro se porta bien.

     

    Pero durante la conferencia de prensa habló de no traer a su pit bull junior porque en algunos países no los permitían, lo que consideraba era racismo.

    – Es discriminación decir que esas razas no pueden entrar porque todos son agresivos, es como decir que todos los mexicanos son iguales. No puedes juzgar a una raza por lo que uno ha hecho, es el individuo. En el caso del perro como no razona, él no puede decir que no quiere vivir contigo porque tú eres de una pandilla, y tus intenciones no van a ser buenas.

     

    Cuando el humano dice “somos amantes de los perros, pero estas razas no”, y las tacha de peligrosas por naturaleza, eso para mí es ignorancia. No son peligrosas, son poderosas, ese poder lo puedes usar para algo positivo. Por eso tengo un pit bull, porque quiero demostrar lo contrario.

     

    Cualquier perro puede ser agresivo, alguna vez te mordió un salchicha.

    – El asunto con el salchicha es que no tiene buena prensa, y como el daño no es tan grande la gente no se enfoca tanto. Claro que te vas a enfocar en perros que hacen un daño mayor, el drama vende. Pero si ves las estadísticas de Estados Unidos, el pit bull no es el número uno, es como el cuarto o sexto en perros que atacan a los humanos.

     

    Los perros pequeños muerden más porque se les consiente más. Cuando llego a las casas y les indico que ya no van a estar en control, se te van a tirar porque han controlado a muchas personas así. Los pequeños tienden a morder porque viven sobre las piernas de las personas, por lo tanto son dueños de las personas.

     

    En Guatemala constantemente hay tormentas y, para las fiestas, cohetes. ¿Qué se puede hacer con un perro que le teme a esto?

    – Lo que puedes hacer es empezar a temprana edad a adaptar al perro. Como algo preventivo, puedes agarrar sonidos de tormenta para que los perros los escuchen a temprana edad antes de que coma, entonces tormenta o trueno significa comida, trueno significa ir a caminar, masaje, y así lo empiezas a convertir en algo positivo. Pero debes hacerlo a temprana edad.

     

    ¿Y con uno mayor?

    – Ahí lo que se necesita es una rehabilitación, uso las cintas para caminar porque cuando ya ha desarrollado ese temor, lo que él hace es correr. La cinta ayuda, hace que el cerebro le ordene ir hacia adelante, entonces ya que camina introduzco el sonido, pero primero debo mover el cerebro hacia adelante.

     

    Lo que hay que hacer es que camine. Cuando cae un trueno, el perro va a buscar dónde esconderse, lo peor que puedes hacer es darle cariño, porque se sienten mal. Entonces le das cariño cuando está así y tú ya no eres una persona de confianza, porque no sabes qué debes hacer. Lo mejor es ponerle una correa y sacarlo a caminar, lo que le dices es “no te escondas” y él se va a salir. Es saber cómo hacer que el cerebro vaya para adelante.

     

    ¿Qué hacer con los amantes de los perros que consienten demasiado a sus mascotas?

    – Primero debe buscarse un espacio para que ellos quieran oír otro concepto. El amante de los animales normalmente, no hace nada hasta que algo le pasa a él o si le van a quitar al perro, ahí es cuando se preocupan por hacer algo y empiezan a ver que son ellos los que fallan. El amante de animales normalmente es obsesivo en la relación, y cuando esto se da no hay un límite, sin esto no hay mente abierta. Antes de educar debes traer una mente abierta a escuchar otro concepto.

     

    ¿Qué síntomas puede observar un dueño en su mascota que le indique que necesita ayuda?

    – Si el perro se abalanza todo el tiempo con las personas, es un problema. Es muy común que el dueño lo vea como una bienvenida, si lo ves como perro, él está excitado, por lo tanto el humano representa eso, no respeto. La gente le da afecto cuando está excitado y él está iniciando esa actividad, en vez que se lo ordene. El perro ve que a los humanos les gusta este comportamiento, por tanto tratará a todos así.

     

    Otras malas señales se dan cuando el perro empieza a pedir de comer con sus ladridos o cuando se sube al sofá sin que se le dé la orden. Eso para ellos es dominar.

     

    ¿Entonces no es bueno mantenerle lleno el plato de comida todo el tiempo?

    – Eso es lo peor, porque el perro no se lo ganó y aparte tú no eres relacionado con la comida, entonces su alimento viene del plato, no de ti. Es como tener comida para gallinas de engorde, no se les inculca una disciplina. Es mejor que al perro le dé hambre y después le des la comida, eso hace más agradecido al perro.

     

    Acuérdate que el perro necesita tres cosas: comida, agua y descanso. Si tú le das esos tres elementos básicos, tú pasas a ser parte de su sobrevivencia, y si él sobrevive de ti te seguirá sin correa, porque esa es la correa. Hay gatos que sin alguna cuerda dominan a un perro. ¿Por qué el felino sí y nosotros no? Porque se ganó su confianza y respeto, hay que conectarse a lo básico, al instinto. El razonamiento te hace tonto, aunque te hace ganar dinero.

    Francisco Rodríguez • frodriguez@elperiodico.com.gt –

    3 noviembre 2013

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION

    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Reflexiones sobre el sentido común

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251537/

    El TSE altera el escenario preelectoral

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251536/

    Distorsión de la participación ciudadana

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251535/

    Parteras en Guatemala, entre el don y la técnica

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251544/

    Últimos días en Bolivia: La Paz y Copacabana

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251534/

    Gourmet: Sliders de cerdo con mayonesa de wasabi

    Publicado:(2014-07-27)

    /es/20140727/domingo/251545/

    Clemente Marroquín Rojas y la polémica

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251148/

    Perpetradores

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251147/

    Lo bueno, lo malo y lo feo que señaló el FMI

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251146/

    Crisis y deterioro de la Marimba de Concierto de Bellas Artes

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251145/

    Hacer las maletas y abandonar el nido, ¿a qué edad?

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251144/

    Ministerio de Finanzas se rehúsa a entregar información pública

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251143/

    Los niños de la frontera: atrapados en el limbo

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251142/

    Gourmet : Costillas de cerdo al romero

    Publicado:(2014-07-20)

    /es/20140720/domingo/251141/

    El peso extra de vivir en zona roja

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250734/

    Una tienda duty free rodeada de polémica

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250729/

    La arriesgada aventura de los migrantes

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250733/

    ¿Por qué no gana la izquierda en Guatemala?

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250732/

    La corresponsabilidad migratoria

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250731/

    Sin gasolina para extranjeros en Potosí

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250730/

    Gourmet: Camarones al ajillo

    Publicado:(2014-07-13)

    /es/20140713/domingo/250735/

    Petapa gasta Q351 mil en “servicios de futbolistas”

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250344/

    El extraño caso del megapartido y sus perritos falderos

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250343/

    Tarjeta roja

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250342/

    La I Guerra Mundial: 52 meses de matanzas

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250346/

    Gourmet: Pollo en salsa de coco y camarón con casabe

    Publicado:(2014-07-06)

    /es/20140706/domingo/250348/

    El hombre que vio llorar a Árbenz

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250016/

    Obituario: Amerigo Giracca, el arquitecto humanista

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250019/

    Cuatro tareas estratégicas del Estado

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250015/

    ¿Sabe usted el costo del crecimiento económico?

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250014/

    El reto de generar confianza

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250013/

    El salar de Uyuni

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250017/

    Gourmet : Lomito en salsa de queso azul

    Publicado:(2014-06-29)

    /es/20140629/domingo/250018/

    Con B de “Breakdance”

    Publicado:(2014-06-22)

    /es/20140622/domingo/249630/