Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, jueves 27 de marzo de 2014

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Incendio en La Terminal

    EDITORIAL

    El pasado martes, un nuevo incendio tuvo lugar en el mercado La Terminal, ubicado en la zona 4 de la capital. El voraz fuego comenzó en horas de la madrugada y se extendió por espacio de diez horas, lapso en que los bomberos lucharon hasta la extenuación para sofocarlo. El incendio consumió 600 locales de los casi 1,500 que operan en dicho mercado, o sea casi el 40 por ciento de los mismos, dejando millonarias pérdidas materiales a los cientos de afectados.

     

     Ha trascendido que los locales estaban asegurados por lo que la comuna capitalina recibirá cerca de Q1 millón; sin embargo, la mercadería quemada perteneciente a los inquilinos del mercado no será cubierta, por lo que la pérdida económica de ellos será total, quienes no precisamente son gente adinerada o que esté sacando raja del gasto público a través de negocios multimillonarios. Los más humildes son los que pierden siempre todo, y ¿quién por ellos? Nadie.

     

    Sin duda, el incendio puso en evidencia que no existían medidas de prevención, cuya responsabilidad le es imputable a las autoridades de la Municipalidad de la capital, que cobran a los inquilinos por el arrendamiento de los locales en los mercados, los cuales deberían estar acondicionados en el marco de un programa de prevención y control de riesgos, que evitara los incendios o, al menos, redujera los efectos de los siniestros.

     

    Lamentablemente, no existe atención a lo importante, a lo estructural, en el sector público, sino que solamente se atiende lo urgente, lo coyuntural, incluso lo estético. Los paliativos son los socorridos instrumentos de las autoridades estatales, bajo el patético supuesto de que “el que venga atrás que arree”.

     

    Los incendios en los mercados se repiten una y otra vez, al igual que el incendio del basurero municipal de la zona 3 capitalina, técnicamente denominado “Relleno Sanitario”. Asimismo, los panteones en el Cementerio General de la misma zona 3 de la capital están colapsando y cayendo al barranco donde casualmente se ubica el basurero municipal, por falta de prevención y control de riesgos.

     

    En conclusión, la ausencia de una política de gestión de riesgo siempre desemboca en catástrofes y desastres. Por otro lado, a sabiendas de que Guatemala está ubicada en una región altamente vulnerable, es verdaderamente imperdonable que las autoridades estatales y municipales no se preocupen por formular e implementar una política de gestión de riesgo. Entonces, como siempre, después del trueno ¡Jesús María!

    EDITORIAL

    26 marzo 2014

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/